jueves, 28 de septiembre de 2017

La Colina Sangrienta

En Enero de este año publiqué una entrada contando la idea de hacer un proyecto de escenografía, que es hasta la fecha, el más grande que nunca había hecho. Tenía varias piezas de escenografía de Games Workshop que por sí mismas no constituían ningún elemento, eran restos que había comprado en diferentes lotes en Ebay. Dándole vueltas a la cabeza y buscando inspiración en la red, finalmente decidí intentar hacer esto. En Enero terminé la primera parte y antes de irme este Agosto de vacaciones, terminé la segunda, completando así el proyecto.


Esta era la primera idea, las dos torres enfrentadas como una sola pieza de escenografía.
Al tener dos sets del cementerio de Morr, decidí usar unas cuantas piezas para hacer el jardín delantero de la Torre Von Kraüff. Las piezas sueltas que tenía eran, como se ve en la imagen superior, la parte superior de la atalaya, un puente de la mansión calavera, el cuerpo de la torre sentencia de muerte y el muro exterior de su parte superior.
Sin embargo, al verlo todo junto me di cuenta que como elemento único iba a ser demasiado grande y que sería una pesadilla para guardar. Así que decidí dividirlo en dos, y también que no le pondría peana a la torre Von Kraüff, para que fuera más dinámica, y sencilla de guardar.

Situación final de la torre sobre la colina.
Lo primero que hice, fue una base de cartón grueso para la base de las almenas, y sobre ella una lámina de goma eva, en la que dibujé las baldosas que servirían de suelo. Luego usé masilla, alrededor del cartón, para que quedara sellado y uniforme con el resto de las almenas. Hice el hueco en el corcho blanco, donde finalmente iría situada la torre. Hubiera preferido usar poliestireno extruído, que es más fácil de modelar que el poliestireno expandido, pero de éste último tenía mucho y del otro, me ha costado bastante encontrar donde comprarlo aquí en Las Palmas.

Primera fase terminada.


Lo siguiente que hice, fue tallar el hueco donde iría la puerta calavera, una pieza que he pintado y repintado varias veces, que compré hace muchos años a los de Scotiagrendel, y a la que nunca le había buscado una utilidad como pieza de escenografía.

Comienza la fase de pintado.


Añadí posteriormente la base de la colina, que albergaría el rellano para la puerta y el puente derruído, que antes de la destrucción, se conectaban. Pasó mucho tiempo en esta fase, ya que primero quería terminar la Torre Von Kraüff. Luego se me acumularon otros proyectos y la fui posponiendo.

Así termina la fase de pintado.

Una vez monté la colina y lo pinté todo, me quedaba sólo darle vida, poniendo césped, musgo y piedras. Esta había sido la parte fácil, estaba postergando el mayor problema. tallar el puente de cero, ya que la colina estaba diseñada para tener un puente derruido en su extremo.

La vida se apodera de esta reliquia no-muerta.


Poco a poco fui texturando y añadiendo detalles, hasta que llegó un punto en el que decidí parar, con el objetivo que fuera jugable y no sobrecargarla de detalles.

En este punto decidí parar.
Sinceramente no quedé satisfecho con la colina, el corcho blanco es muy malo para tallar, y hubiera preferido el extruído de haberlo tenido. La expectativa versus la realidad me dolió un poco al ver el resultado final, ya que tenía otra idea en mente, pero claro, no iba a tirar por tierra todo el trabajo que me había pegado, y bueno, para jugar no estaba mal.

La idea era hacer algo parecido.

Y llegó el momento del puente. Mi idea era hacer uno como el que tenía la otra torre, que era una pieza de GW, pero ya de entrada sabía que ese nivel de detalle iba a ser imposible. en primer lugar, la idea era usar cartón y goma eva, pero además de ser trabajoso, el resultado no iba a ser ni de lejos, el esperado. Así que tras ver un tutorial en Green Stuff World, decidí hacer algo parecido. me pillé las planchas de pvc espumado y me puse manos a la obra.

Comienza la construcción.


Reconozco que fue una labor muy trabajosa y eché más horas de las que esperaba. Poco a poco iba cogiendo forma, pero había que modelarlo por dentro y por fuera.

Lento pero seguro.


Quería irme de vacaciones con el puente terminado, pero fue imposible. al regresar lo volví a retomar con la intención de no meterme en ningún otro proyecto hasta que lo terminase.

Así debía quedar.

Aunque en la foto de arriba no se aprecie, quedaba una separación entre el puente y la colina, y la verdad es que no me gustaba nada, así que cogí una lámina de 1mm de pvc y tallé un camino de baldosas hasta la puerta calavera.

Y así quedó, a falta de pintar el puente.
La transición me gustó como quedó y ya me dediqué a pintar el puente y ponerle musgo, césped y piedrecillas.

Así quedó el conjunto.

En la foto de arriba, podéis ver el resultado final. Muchas horas de curro, pero al final un elemento que puede ponerse en mesa de esta forma o de manera individual. Cierto es que ya habíamos jugado varias partidas de Frostgrave con la Torre Von Kraüff.

Y claro está, en cuanto le enseñé el resultado a Bruendar, no quedaba otra que estrenarla como es debido en mesa. Lo que no sabía es que el día de la partida había también otra sorpresa que no esperaba.


Estrenar la escenografía siempre mola.
Estrenar la escenografía con una partida es genial, pero si además la estrenas con un nuevo Battle mat de Deepcut studio, mola mucho más. Como regalo de cumpleaños anticipado de Bruendar, su mujer le había encargado este Battle mat, y lo trajo el día de la partida para estrenarlo. Ya haremos una reseña apropiada hablando de esta partida y de este genial Battle mat.

La verdad es que la partida fue a nivel pro gracias a toda la escenografía pintada y este estupendo Battle mat.
Os dejo unas fotos para que juzguéis por vosotros mismos este proyecto finalizado, que otra cosa no, pero es jugable al 100%.



Como podéis ver hay otros elementos de escenografía de los que no he hablado en el blog, pero que tendrán su pequeña entrada en breve, que tengo que ponerme al día.

La banda de Bruendar al completo, con demonios invocados.

Preparando el inicio de la batalla.





Espero en breve actualizar el blog, que hay mucho que contar y que mostrar.








Publicar un comentario