jueves, 6 de febrero de 2014

Volvemos!!!!!

Hace tiempo leí una frase atribuída a John Lennon, que tal vez fuera o no el autor, y que decía lo siguiente: "La vida es lo que te pasa mientras tú tienes otros planes". Y que verdad más grande resulta ser.

Tras volver de Afganistán me esperaban casi tres meses de vacaciones, entre vacaciones extraordinarias por haber estado en Zona de Operaciones además de mis vacaciones anuales que no habia disfrutado. Mi plan era sencillo; mitad de noviembre y diciembre para estar con mi mujer, que habia guardado también sus vacaciones anuales, y luego mitad de diciembre hasta después de Reyes para estar con los peques y disfrutar juntos de sus vacaciones navideñas. Asi tendría desde el 8 de enero hasta casi mediados de febrero para mis propias vacaciones frikys, donde rolear, pintar, jugar a la Play3 o cualquier ocio que gustase. Todo salió bien hasta la tercera parte de mi plan, en ese momento la vida decidió que el plan era otro ya que un nuevo actor se unía a mi propia trama. Su nombre aún lo desconozco porque llevo enfermo desde casi después de reyes y sigo haciéndome pruebas de todo tipo, aunque todo apunta al hígado, y eso que no soy más que un bebedor ocasional o social, como dirían algunos. Además de eso se ha unido una hernia cervical que me tiene loco y que me ha apartado del Warhammer más de lo que hubiera querido, ya que he perdido la fuerza en los brazos y las manos, que se me duermen y he perdido algo de sensibilidad. Vaya, que estoy para el desgüace. Sin embargo, las ganas y la ilusión siguen aquí, por lo que en vez de sufrir en silencio, he decidido que ya es hora de retomar el blog y contaros muchas cosas que he hecho, que he jugado, que he visto y de futuros proyectos.

Lo primero es remontarme a finales de noviembre y principios de diciembre. En ese período, de vacaciones conjuntas, decidimos hacer y reformar cosas en casa; desde la habitación de los peques, hasta el vestidor, pasando por la buhardilla, que es nuestra zona de ocio. De todas estas compras y reformas me quedo con un pequeño deseo que tenía desde que compré esta casa allá por el 2009, y eso no es otra cosa que mi pequeña parte del mundo, como diría Amaral.

Necesitaba una mesa de trabajo sólo para mi, no algo compartido que tuviera que recoger cada vez que terminase de pintar o de montar minis o de ponerme a preparar alguna partida de rol.

 
Que más puede pedir un friky.



Y por fin vi en Ikea lo que necesitaba, algo muy parecido al mueble del que disfruté en Afganistán en mi oficina y que me proporcionó muchas horas de pintado y montaje de miniaturas.


 
Todo al alcance y con luz natural por un lado y luz artificial de sobra.



El conjunto es simple; una mesa, una estanteria de pared con puerta corredera y una vitrina para las minis pintadas y que no tengo metidas en maletines de ejército. Como la mesa anterior era la de la habitación de los peques y la habíamos bajado a su cuarto, pues compramos un conjunto gemelo para mi mujer, que está justo en la pared opuesta a la mia, con una silla nueva y con la vitrina a su lado.


 
La gemela de mi mesa, junto a la vitrina compartida y custodiada por el dragón azul.


En su mesa está el PC y ambos podemos estar juntos pero cada uno con su hobbie, lo cual hace que la zona de ocio esté más organizada y podamos estar juntos pero haciendo actividades diferentes. 

La buhardilla casi al completo, con los guardianes a la entrada, a ver quien se atreve a entrar sin permiso.


La vitrina me ha permitido colocar las minis que traje de afganistán pintadas y poner todo lo que tengo del dreadfleet ya finalizado y que no esté guardado en la caja escondido hasta que juegue alguna partida. Además puedo ir poniendo en ella los proyectos que voy terminando hasta que les tenga su sitio definitivo, y por supuesto los highlights de las minis que pinto y que lucen más en la vitrina.

 
Espero ir llenándola poco a poco.


También pusimos el sofá nuevo, que se hace cama y que enfrente tiene la tele y el dvd, para que los peques también disfruten de esta zona de ocio común. Ha sido como un episodio del programa "Reforma integral", y la verdad es que ha merecido la pena. Espero que teniendo esta pequeña parte de la buhardilla para mi solo, mi producción warhammera y rolera vuelva a alcanzar cotas antiguas y sobre todo, continuidad en los proyectos que tengo pendientes ahora mismo.

Bueno, dejo la mesa de mi mujer y me vuelvo a la mía, ya os seguiré contando más cosas en breve.
Publicar un comentario en la entrada