viernes, 31 de mayo de 2013

La última batalla

El pasado 30 de abril, dos dias antes de venirme a Afganistán, mi segundo al mando y mi gran amigo Bruendar, me retó a probar su incipiente ejército del Caos, contra la lista de Gorbad que tan bien funcionó pero que no logró la victoria frente a los ogros.

El saludo inical, la amistad ante todo, luego, la masacre.


Bruendar está reuniendo poco a poco un ejército del Caos y le apetecía probarlo conmigo antes de que me fuera, por lo que mantuve mi lista original, con la salvedad de sustituir al inútil de mi gigante por una nueva Aracnarok, que tan bien había funcionado en la anterior batalla.



Mi nueva mesa de Warhammer, que pintaré con deleite en noviembre a mi regreso.



Así pues mi lista consistía en Gorbad y su unidad de 6 jinetes de jabali. Un chamán orco y uno goblin nocturno y de Gitilla el cazador, con su unidad de jinetes de lobo goblins. como unidades puse una unidad de 20 goblins nocturnos con 3 fanáticos, una unidad de 20 orcos negros y otra de 25 orcos grandotes. Además de una unidad de 6 trolls, 2 lanzavirotes y 2 aracnarok. un total de 2500 puntos.

Del otro lado, Bruendar puso una unidad de guerreros del caos, con su héroe portaestandarte y su hechicero del caos. Belakor el demonio, una unidad de caballería del caos, una unidad de mastines del caos, otra unidad de ogros del caos, dos carros y un templete del caos. Sinceramente no sabía a que me iba a enfrentar, sólo que iba a ser una dura prueba para esta lista comandada por Gorbad y que había perfilado un poco más después del fracaso de la primera batalla.

Los malditos fanáticos no han vuelto a ser los mismos desde que empecé con esta octava edición.


Por primera vez y hasta mi regreso en noviembre. dispusimos nuestro nuevo tablero modular de Citadel, el cual espero pintar a mi regreso, y dispusimos la escenografía. Luego dispusimos a nuestros ejércitos y comenzó la carnicería. Podéis ver que en el despliegue traté de colocar a mi general/portaestandarte que alcanzara con su influencia a todo el ejército


En el flanco derecho se libró la mayor parte de la batalla y dos cargas fallidas, una del principe demonio y otra de un carro del caos, me permitieron tener la iniciativa y aprovecharla para que mis tropas rindieran al máximo.

El flanco derecho con las dos arañas y Gorbad fue donde la batalla de verdad se libró.



En el primer turno, los jinetes de lobo goblins al mando de Gitilla, el cazador, lograron acabar con un carro del caos al que habían herido con sus flechas y arrasar para cargar de nuevo contra el otro carro, que sin la ayuda de una carga de Gorbad, no hubiera sucumbido.


Las arañas gigantes hicieron su función a la perfección, que fue absorber todo el daño que pudieron y diezmar las tropas rivales. La primera araña, la que está sólo imprimada, avanzó a través del bosque y se puso delante de Gorbad y los orcos grandotes, lo que hizo que la carga de la caballería del caos se topase contra ella. Pero con una sola herida aguantó lo suficiente para que la carga de Gorbad combinada con la de los orcos grandotes y la otra araña gigante, destrozara la poderosa caballeria del Caos.



Los orcos grandotes aguantaron las embestidas del demonio del caos y del templete, fue sin duda una de las unidades de la partida.
En el flanco izquierdo, los fanáticos hicieron más daño que bien y los goblins nocturnos aguantaron la carga de los ogros del caos lo suficiente como para que los orcos negros acabasen destruyendo a los ogros y limpiando ese flanco de enemigos.


Increíblemente aguantaron la carga y encima les hicieron heridas a los ogros.


En el último turno, la caballería de orcos cargó contra el templete del caos, destruyéndolo, e inclinando definitivamente la balanza de la batalla, ya que al quedarse el principe demonio solo, éste sucumbió ante los ataques de los orcos grandotes.


La caballería de los orcos se reivindicó destruyendo el templete del caos.
Finalmente, Belakor sucumbió al poder de la horda del Waagh desencadenada por Gorbad, que ha ido ganando experiencia tras su derrota contra los ogros.



Dos enemigos formidables con unas miniaturas únicas.
La partida terminó con la destrucción del príncipe demonio y el templete del caos. Para el caos sólo quedaba en la mesa su unidad de guerreros del caos y Los orcos se alzaban con una victoria decisiva que ha aumentado mucho mi moral y las de mis orcos. Ha sido mi última batalla, hasta mi regreso en noviembre, y no puedo guardar mejor recuerdo.

domingo, 12 de mayo de 2013

De águilas gigantes y brigadas paracaidístas


El rescate de las águilas tiene trampa.

Una vez más nos vinimos hasta afganistán en un vuelo de Air Europa fletado para nosotros y de nuevo fue en un Airbus 330, un pedazo de avión, bastante cómodo y con pantalla individual y un mando para elegir películas, una gozada en comparación con el resto de vuelos nacionales de los últimos dos años.

No me pude resistir a ver la película del Hobbit, que era una de las que habia en la lista de películas a bordo. Y eso que me había tomado unas pastillas que me dejó un amigo para que me durmiese durante el vuelo. Así que mientras nos tomábamos la cena y hasta que Morfeo me abrazó hasta llegar a Herat, pude ver la película de el Hobbit por segunda vez.

Leí muchas de vuestras críticas, en los blogs amigos, y en páginas especializadas. Obviamente yo también tengo mi opinión al respecto y sólo puedo resumirla en que me gustó bastante y me parece digna heredera de la anterior trilogía. Hay cosas excesivamente cómicas o que me chirrían con la lectura del cuento de Tolkien, pero en definitiva no puedo sino agradecer a Peter Jackson su entrega con esta obra de Tolkien, ya que sin él no las tendríamos.

ni en un claro ni en una meseta, en lo alto de un pico.

Sin embargo mi reflexión no va por este camino de la crítica cineasta a la película sino acerca de un detalle curioso, que me hizo sonreír cuando la vi en el cine y que en este segundo visionado me resultó igual de curioso. ¿Habéis pensado alguna vez el por qué de que las águilas dejasen a la compañía de enanos a tomar por culo de la torre solitaria?

Es posible que sean un poco cabronas o que sea la típica estratagema para que la saga dure más, pero sinceramente creo que la respuesta es más sencilla. Las águilas gigantes son fieles al espíritu de la Brigada Paracaidísta Española.


La madre que las parió, tuvieron que pensar todos.

En el 2003 hice mis prácticas de fin de curso en Alcalá de Henares, donde quedaba parte de la Brigada, que en esos momentos se mudaba a la nueva base en Paracuellos del Jarama. El espíritu que se vive en esa unidad es increíble y a uno le hace querer sentirse parte de ella. Incluso me preguntaron muchos si me gustaría ir destinado allí, y mi respuesta fue simple; Si la Brigada estuviera en Gran Canaria, pediría destino gustoso.

Entre las muchas anécdotas de los cientos de lanzamientos paracaidístas que me contaron, e incluso vídeos que me enseñaron, lo que me quedó claro es que a pesar de ser paracaidístas y utilizar los aviones para desplazarse, siempre los lanzaban a tomar por saco del punto real del ejercicio en cuestión, para que se hicieran una caminata infernal después de haber saltado hasta los topes de equipo. ¿Cual es la finalidad de esto? Espero que sea para fortalecer y endurecer a las tropas y que en tiempos de acción real, las cosas sean diferentes. Aunque visto lo visto por Afganistán, no son tan diferentes.

¿está lejos de cojones, o es un efecto visual?

Entonces al ver lo que hacen las águilas en la película del hobbit, me recordó mucho a esto y no pude pensar por menos que ya podrían haber acercado un poco más a los enanos hasta la torre solitaria, al menos para ahorrarles una pateada infernal, como se ve en las imagenes finales de la película. La cara de los enanos no se sabe al final si es de sorpresa por ver al fin la torre solitaria o es una muda expresión de fastidio diciendo; joer, ya podrían haberse estirado más y habernos dejado más cerca.

El pajarillo al pasar junto a los enanos gritó; "pringados"
Y para rematar ven al pequeño pájaro volando hacia la montaña. O sea, ¿ese pajarillo insulso puede llegar volando hasta la montaña y las águilas gigantes n0? Un poco de mala leche si que tienen.

En definitiva amigos, que si el Master en alguna partida hace aparecer águilas gigantes al rescate de vuestros pj´s, no esperéis que os dejen cerca de vuestro objetivo, porque eso sería demasiado fácil y las águilas gigantes comparten con vuestro DM ese puntito cabrón que tanto les gusta en aras de que la aventura dure lo que tenían pensado y no menos.

martes, 7 de mayo de 2013

Tan lejos, tan cerca

Pues sí amigos, aquí estoy de vuelta por tierras afganas, de paisajes bellos y duros y de gentes curtidas, duras y supervivientes( más en modo hijoputa, pero bueno por su historia hasta lo veo normal).

Vuelvo al mismo puesto, a la misma base y a la misma rutina de hace dos años, por lo que no dejo de tener una sensación de dejá vu, como si hubiese vuelto tras unas largas vacaciones. Estoy seguro que de aqui a un mes tendré la sensación de no haberme ido, lo cual no sé si será bueno o malo.

Como no podía ser de otro modo, me he traído material friky, y esta vez no se trata solo de rol, sino que sabiendo como era esto y de que tiempo iba a disponer para el ocio, pues he traido mucho material de warhammer. Me traje el maletín de pinturas, la mesita de trabajo Citadel y una maleta de warhammer cargada de miniaturas, desde orcos y goblins, hombres lagartos, Tau, Marines y algunas figuras del imperio y de Heroquest, para darle una sorpresita a mis chavales a mi regreso o bien si tengo otra vez la suerte de volver a España a mitad de misión.

Como podéis seguir en las noticias, la cosa aquí está muy peluda y si bien los españoles vamos escapando, no hay que olvidar que aquí se vive en guerra y que con las labores del repligue, el peligro crece dia a dia. Pero por ahora el ánimo, como no puede ser de otro modo al comienzo, está muy alto. Además como titulaba en la entrada, esta misión estamos igual de lejos que en 2011 pero más cerca que nunca, ya que la tecnología también llega a estos lares y los afganos están a tope con las tablets y smartphones, y ahora podemos tener WhatsApp en nuestros móviles, y con tarjetas de 3 gigas por 7 euros, tienes para wassapear todo el mes, con lo que la sensación de cercanía con casa va a ser mayor.





Y es que las claves fundamentales para sobrellevar una misión tan larga son; poder hablar con los tuyos, tener calidad de vida cuando tienes tiempo libre y tener dinero en el bolsillo para los gastos de aqui, tanto de mercadillo, de cantina y de tienda en plan economato que tenemos en la base. Si tienes estas tres cosas, la misión se hace más llevadera y te ayuda a mantener el ánimo durante estos largos y calurosos seis meses que nos esperan.

Ya os seguiré contando como va la cosa y alguna que otra frikadita afgana de esas que tanto os gustan.