martes, 13 de agosto de 2013

El Pozo de Huesos

    No solo de trasfondos y campañas vive el "wargammer". 

Así que hoy toca una entrada para la escenografía, a la cual estoy dando un lavado de cara digno de esta nueva etapa. Además, como Fatelux está pintado en Afganistán que se vuelve loco, pues es una manera de que rentabilice ese esfuerzo con la recompensa de una mesa de juego en condiciones que no desmerezcan su ejército pintado.

Montículo prehistórico wargamero...
La historia de este montículo data de nuestros escabrosos comienzos con el Warhammer Fantasy, hace ya tantos años que ni recuerdo que edición era la que estaba en curso. Era el momento de las colinas con libros apilados, edificios con los cartones de embalajes y los árboles/palmeras que venían en las cajas de inicio de Warhammer (y que no paraban de caerse).
Pusimos mucha voluntad en esta época y fruto de ella disponemos en la actualidad de alguna escenografía comprada como los árboles de los que todavía disponemos (donación de Nerull, ya perdido para la causa) y, por supuesto, nuestros primeros elementos de escenografía caseros, de los que sobreviven una colina en esquina y un pequeño río modular. 

La historia particular de estas láminas de corcho, pequeños pedruscos sin pintar amontonados, cesped ferroviario y alguna mata de musgo, elaborado por Maese Fatelux, data de la primera batalla que jugamos en la que no solo había que darse tortas warhammeras. Se trataba de la posición del Estandarte Quemado, para el la batalla-escenario del mismo nombre. El estandarte que se ubicaba en él se perdió en las arenas del tiempo, es una verdadera pena, y las piedras, se han ido despegando con el traqueteo de las diferentes mudanzas de la caja de escenografía.

Más masillaaaa!
Pues bien, le había llegado el momento de actualizarse y pasar de nuevo a tomar una posición de honor entre nuestros elementos de escenografía predilectos.
Tras unas cuantas paladas de masilla, arena, piedras de acuario, césped electroestático y restos de miniaturas... (fantarria) 
Y la aplicación de unas capas de Calthan Brown, Tausept Ocre, Bleached Bone, White Skull y toques de tinta Devlan Mud... (fanfarria triunfal!), les presento nuestro nuevo ¡Pozo de Huesos!:






Se, además, que a Zarkov le va a gustar especialmente, ya que es el Comandante de los Condes Vampiro y los Reyes Funerarios de Khemri y esta cosita le puede resultar de lo más útil en batalla.

Aun quedan unos cuantos elementos más de escenografía en la enfermería, además de los nuevos proyectos. Poco a poco iré compartiendo alguna foto con nuestros fieles lectores del Faterblog.

Un saludo a tod@s,
Bruendar











Publicar un comentario en la entrada