martes, 11 de junio de 2013

Crónicas de la Dragonlance, 25 años más tarde




Sin duda, una edición de lujo.

Durante el año pasado y principios de este, ha habido sólo dos cosas que me han hecho sentir mayor, no viejo, que aún no he llegado a la cuarentena, pero sí que he dicho; ufff como pasa el tiempo, ya no soy un crío. No, amigos, ninguna de ellas está relacionada con el old school que tanto está en boga en los mentideros roleros. La primera y más obvia son mis hijos, que crecen a velocidad de vértigo y cuando ves fotos de cuando eran bebés, o sea hace nada, y de la foto pasas tu mirada hacia ellos, en la actualidad, ves que 8 años pasan muy rápido. La segunda cosa fue volver a leer las Crónicas de la Dragonlance, exactamente 25 años más tarde, y recordar cómo fue aquella primera lectura, por tomos, y como al año siguiente comenzaba a jugar por primera vez al rol, de la mano de La Llamada de Cthulhu y de Runequest.




Imagen del blog Entre Scylla y Caribdis.

 
Con 13 años descubrí por primera vez los vallenwoods de Solace, las llanuras de Abanasinia y las ruinas oscuras y lóbregas de Xak Tsaroth y ahora con 38 cumplidos, me lancé por fin a releer la saga que marcó mi adolescencia como ninguna otra.



El viaje de la Dragonlance by Keith Parkinson

En noviembre de 2007, durante un curso que hice en Madrid, descubrí que habían reeditado Las Crónicas en un formato de lujo y con una edición limitada a 3000 ejemplares. Recuerdo que lo compré en el Corte Ingles de Preciados y me lo llevé a casa para auto regalármelo en navidades. Si no recuerdo mal, mi ejemplar es el 0977, aunque no estoy seguro, está a buen recaudo en mi estanteria, a más de 14.000 km de aqui.




La carga de Lord Soth by Keith Parkinson.

La edición que es de auténtico lujo, tiene pequeñas joyas en su interior, en forma de ilustraciones de los artistas más icónicos de la saga y un mapa desplegable de ansalón, al final del libro. Además de los dos prefacios de la edición, por sus autores, Margaret Weiss y Tracy Hickman, en los que sobre todo dedican esta edición al desaparecido Keith Parkinson, uno de los ilustradores más reconocidos de la saga y de D&D junto con Larry Elmore, también nos encontramos con que esta edición contiene las anotaciones de los propios autores, lo que te da la sensación de leerlo junto a ellos mientras te explican el por qué de algunas cosas o en que estaban pensando cuando escribían alguna parte de la historia, y sobre todo muchas de las motivaciones de los personajes y las anécdotas mientras juntos decidían el rumbo de la historia o de algunos personajes. Siendo un fan de la saga, ha sido una experiencia muy agradable y ciertamente ha sido como haber revisitado esta obra de la mano de sus autores, con una sensación de complicidad muy curiosa.



Draconianos by Keith Parkinson.

Aunque la edición conmemoraba el 20 aniversario de la saga, yo he esperado, sin proponérmelo y sin un por qué, a comenzar a leerlo en el 2012 y a terminarlo poco antes de venirme a afganistán. Por lo que para mi es casi como una antesala a mi 25 aniversario rolero, que celebraré el año que viene, el 2014. Tal vez estaba esperando un momento adecuado para comenzar a leerlo, para hacerlo pausadamente, con tranquilidad y sin prisas.

Leer esta obra, de literatura juvenil, 25 años más tarde, cuando ya no eres tan juvenil, te provoca sensaciones encontradas. Por un lado es algo emocional, que te despierta recuerdos de épocas pasadas y revives momentos de la lectura que fueron míticos, como las muertes de Sturm y Flint, o la traición de Raistlin contra su propio hermano Caramon a bordo del Perechon.
Sin embargo, por otro lado en esta lectura más madura y con un criterio literario más consolidado, te das cuenta que la trilogía hace agua en algunos puntos por culpa de tratar de abarcar una larga campaña en sólo tres libros,y llega a un final precipitado en pocas páginas, dejándose muchas cosas en el tintero. A veces se repite en demasía tratando de explorar unas personalidades demasiado atormentadas como para que resulten ser héroes legendarios, unos héroes que parten de unos estereotipos muy clásicos y de los que cuesta creer su evolución. Sobre todo en la última novela, pasan demasiadas cosas en las que apenas se profundiza y que se resumen en pocos párrafos, como las ciudadelas flotantes, la campaña bélica de los caballeros de Solamnia, o incluso el destino final de Raistlin o incluso el papel de Lord Soth en el final de la saga.






La muerte de Sturm by Keith Parkinson.
También reconozco que al ser la primera saga que escribieron sus autores de manera conjunta, es posible que les faltara esa complicidad que poco a poco fueron alcanzando en posteriores sagas, como Leyendas de la Dragonlance, La espada de Joram o El ciclo de la puerta de la muerte.



La ciudad flotante by Keith Parkinson.

Lo que es innegable, a pesar de todo, es que esta obra marca un nuevo hito en la literatura fantástica, que parecía exclusiva de Tolkien y expande su influencia entre jóvenes roleros y no roleros de las siguientes generaciones que compartirán la afición por este tipo de literatura a la que ya no se la puede considerar marginal.




Para mí marcó un antes y un después, con lo que le tengo un cariño especial, y esta edición de lujo tiene todo lo necesario para reavivar esa nostalgia, sobre todo, esa sensación que ya os he comentado de estar leyendo las novelas junto a los autores, que comentan a cada paso anécdotas, explican el por qué de ciertas decisiones narrativas e incluso sensaciones de los propios autores al escribir ciertos pasajes. Todo un lujo sin duda.



La forja de la Dragonlance by Keith Parkinson

Ha sido una estupenda experiencia que os recomiendo a todos los fans de la saga, no sólo si podéis tener acceso a este volúmen o a la trilogía clásica. Revisitar después de tantos años esta saga, a pesar de su limitada calidad literaria, que al mismo tiempo es muy apta y está enfocada a lectores juveniles, es una experiencia emocional por encima de todo y que no defrauda.

En el blog Entre Scylla y Caribdis, de Argéntea, colaboradora de El Círculo de Zerom, podéis encontrar una reseña sobre esta cuidada edición de la Trilogía de las Crónicas de la Dragonlance.
Publicar un comentario