martes, 7 de mayo de 2013

Tan lejos, tan cerca

Pues sí amigos, aquí estoy de vuelta por tierras afganas, de paisajes bellos y duros y de gentes curtidas, duras y supervivientes( más en modo hijoputa, pero bueno por su historia hasta lo veo normal).

Vuelvo al mismo puesto, a la misma base y a la misma rutina de hace dos años, por lo que no dejo de tener una sensación de dejá vu, como si hubiese vuelto tras unas largas vacaciones. Estoy seguro que de aqui a un mes tendré la sensación de no haberme ido, lo cual no sé si será bueno o malo.

Como no podía ser de otro modo, me he traído material friky, y esta vez no se trata solo de rol, sino que sabiendo como era esto y de que tiempo iba a disponer para el ocio, pues he traido mucho material de warhammer. Me traje el maletín de pinturas, la mesita de trabajo Citadel y una maleta de warhammer cargada de miniaturas, desde orcos y goblins, hombres lagartos, Tau, Marines y algunas figuras del imperio y de Heroquest, para darle una sorpresita a mis chavales a mi regreso o bien si tengo otra vez la suerte de volver a España a mitad de misión.

Como podéis seguir en las noticias, la cosa aquí está muy peluda y si bien los españoles vamos escapando, no hay que olvidar que aquí se vive en guerra y que con las labores del repligue, el peligro crece dia a dia. Pero por ahora el ánimo, como no puede ser de otro modo al comienzo, está muy alto. Además como titulaba en la entrada, esta misión estamos igual de lejos que en 2011 pero más cerca que nunca, ya que la tecnología también llega a estos lares y los afganos están a tope con las tablets y smartphones, y ahora podemos tener WhatsApp en nuestros móviles, y con tarjetas de 3 gigas por 7 euros, tienes para wassapear todo el mes, con lo que la sensación de cercanía con casa va a ser mayor.





Y es que las claves fundamentales para sobrellevar una misión tan larga son; poder hablar con los tuyos, tener calidad de vida cuando tienes tiempo libre y tener dinero en el bolsillo para los gastos de aqui, tanto de mercadillo, de cantina y de tienda en plan economato que tenemos en la base. Si tienes estas tres cosas, la misión se hace más llevadera y te ayuda a mantener el ánimo durante estos largos y calurosos seis meses que nos esperan.

Ya os seguiré contando como va la cosa y alguna que otra frikadita afgana de esas que tanto os gustan.



Publicar un comentario