jueves, 13 de septiembre de 2012

Resaca post-vacacional

Pues ya estoy de vuelta. Otro año más y mientras la economía lo permita, me he tomado unos dias de vacaciones para navegar por el Mediterráneo, una vez más. Y es que ya me lo dijeron el año pasado; " El que va repite" y es bien cierto. Sobre todo con los peques que se lo pasan genial en el barco y con un club de actividades que les entretiene y cuida de ellos mientras tú te relajas a bordo o vas tierra a caminar y explorar como un legionario.

Os juro que me llevé el playtest de D&D next, la siguiente aventura para mi campaña de Punjar y unas cuantas aplicaciones chulas para mi nueva Samsumg Galaxy Tab 2, todas para Pathfinder. Pero también incluí Danza de Dragones en formato Epub, y la tablet se transformaba todas las 14 noches del crucero en un libro electrónico, donde devoré sus más de 800 páginas.

Desde las primeras páginas me enganché, y luego no fui capaz de resistir la tentación de saber como continuaban las aventuras de Jon Nieve y Fantasma, o que era de La Madre de Dragones o del genial e irreverente Tyrion Lannister.

Así que ahora toca retornar al rol, mientras me lo permita mi gran vicio, que me absorbe desde septiembre hasta el primer domingo de febrero, que es el Fútbol Americano, y mis queridos New Orleans Saints. Que justamente comenzaba el domingo que regresaba y que inaguré viendo la derrota de mi equipo, a pesar de que disfruté con el partidazo.

En fin, que he de volver a la normalidad, rolera y bloguera, que seguro no tardaré en recuperar, ya que este sábado retomamos la partida de nuestro colega Alberto en D&D 4ª, y de la que os hablaré la siguiente semana. También aprovecharé para echarle un ojo a la segunda parte del playtest de D&D next, y para hacer algunas reseñas de joyitas roleras que me he pillado recientemente y que seguro os interesarán, sobre todo a los más nostálgicos y viejunos.

De las vacaciones solo puedo deciros que han sido largas, muy buenas y extenuantes por el calor. Este año el crucero lo cogimos en Venecia, donde pude rememorar una vez más escenarios de la campaña de "Horror en el Orient Express", visitamos luego las islas griegas, Turquía y Croacia. Sitios impresionantes, con mucha herencia histórica, mucha cultura, y con aguas cristalinas donde bañarse era una gozada y más acostumbrado uno a las frías aguas del Atlántico.

En definitiva, ha sido una recarga de baterías a plena potencia, para recuperarse de un primer semestre de año intenso. Y ahora toca concentrarse y disfrutar de lo que queda de año, con mucho rol, warhammer y demás hobbies frikys.
Publicar un comentario en la entrada