jueves, 5 de julio de 2012

Verano; la temporada perfecta

Summertime!!!!! el verano es una época ideal para la práctica del rol, sobre todo si eres estudiante. Tienes todo el tiempo del mundo para preparar partidas, quedar con tus colegas y jugar hasta que entras en las tierras del sueño sin apenas darte cuenta.


Mi ciudad y su fabulosa playa.
He pasado veranos tremendos, jugando a rol casi cada día, y con un estrés para preparar las partidas de un día para otro que era una dulce tortura.
Uno de esos veranos fue en el instituto, cuando tuvimos nuestra época de apogeo de Runequest. Todas las tardes a las 16:00 quedabamos en mi casa y jugabamos una partida hasta la hora de cenar, luego ducha y cena, y a escribir la partida del día siguiente hasta la madrugada. Así fue como terminamos nuestra primera campaña al Runequest.



Tras la pantalla es mi hábitat natural.


El siguiente gran verano fue en el club de rol "Atlante", donde conocí a buenos colegas y al que sería mi cuñado. El primer verano fue una pasada, había partidas todos los días, casi en sesión doble, porque podíamos jugar al MERP o al AD&D por la tarde y por la noche jugar a La Llamada de Cthulhu. Muchas veces volvía con el coche a mi casa al amanecer sólo para que mi madre lo cogiera para ir al trabajo. Luego a dormir toda la mañana para regresar al club tras la sobremesa. Fue un verano increíble y muy productivo.


Añadir leyenda


 
Ahora el verano para mi es muy diferente, pero trato de aumentar el ritmo y frecuencia de las partidas, sobre todo si podemos coincidir con nuestras vacaciones, lo cual es bastante difícil. Y jugar campañas en marcha es lo más difícil en esta época, porque rara es la semana que no falla un jugador. Ahora mismo tenemos a Darkseid de crucero, lo que interrumpe nuestra campaña de Punjar y Warhammer RPG hasta su regreso, lo que supone tres semanas sin jugar a algo que no sea una partida en plan "one shot". Luego habrá que lidiar con las vacaciones y viajes del resto del grupo, donde yo también me incluyo a finales de agosto.

Así que es muy probable que en Julio y Agosto apenas juguemos dos o tres sesiones a algo.

Sin embargo no hay que perder la fe y tratar de mantener la llama viva en estos meses, hasta que volvamos a recuperar el ritmo de dos partidas mensuales tras el descanso estival.

Es extraño, sin embargo, esta nostalgia veraniega que me alcanza cada verano, ya que al haber vivido unas épocas tan prolíficas, pues no dejas de echar de menos esos momentos tan geniales que constituyen la raíz de muchas de nuestras anécdotas.

Es por eso que os animo, a los que aún podéis disfrutar de un verano con dos meses de vacaciones, en una temporada en la que todos los amigos también están en vuestra misma situación, a que paséis un gran verano roleando y viviendo geniales aventuras, en lo que será una época que recordaréis con gran cariño y como en mi caso, con mucha nostalgia.
Publicar un comentario