jueves, 24 de mayo de 2012

La conquista de Óxit, la reseña



Portada del libro.


Llevo mucho tiempo queriendo hacer esta reseña, pero ni me había comprado la novela, ni había tenido ocasión de pedírsela a mi gran amigo Bruendar prestada. Sin embargo, la semana pasada, tras nuestra partida de semanal de Dreadfleet/lo que sea de warhammer, me prestó su copia que el propio autor le había dedicado en las jornadas Portolúdicas de 2009.

Sí, se que llego tarde para una reseña, pero con el advenimiento del juego de rol basado en la novela, pues creo que esta vez tenemos el timing adecuado.

El caso es que me la he leido en una semana y eso es una buena señal. Ya que ha sido una lectura muy entretenida y con un lenguaje muy rico y un ritmo de narración muy dinámico.

La conquista de Óxit es el primer volúmen de la trilogía de "Las Tierras de Meed", publicado en el 2008 por la editorial Mundos épicos y que continúa con Yliorán y Cenizas, completando la trilogía.

El argumento de esta novela es sencillo; Los tambores de guerra suenan en la lejanía con su amenazador canto. Las huestes de orcos, trolls y crueles mercenarios avanzan sin cesar, sembrando el terror a su paso. Nadie podría imaginar que en las Montañas de los Doce Túneles se escondía un mal tan terrible y poderoso, encarnado ahora en la despiadada Señora de las Minas, que tratará de someter las ricas Tierras de Meed bajo el yugo de su espada. Muerte o esclavitud son las únicas opciones ante tal amenaza, pero un joven humano, un elfo exiliado y un misterioso mago harán todo lo posible por defender su hogar del peligro que les acecha. Sólo con la ayuda de los aguerridos enanos y de las valerosas Órdenes de Caballería se podrá hacer frente a tan sanguinario enemigo, sin embargo todos ellos habitan en las lejanas tierras del sur y el tiempo apremia...(Extracto sacado de la contraportada del libro)



El autor en la presentación del libro que cierra la trilogía.

Esta novela es la primera de Carlos González Sosa, autor canario y compatriota del que suscribe, y se nota que posee un talento innato y una prosa sencilla, dinámica y con mucho ritmo. Por otro lado, notamos en su lectura esos rasgos de escritor novel, ya que toma muchos recursos argumentales y narrativos de las fuentes de las que bebe el autor como lector de literatura medieval fantástica.

Sin haber visitado su blog y sin conocer nada del autor, al comenzar a leer la novela, vemos que su inspiración bebe directamente de las fuentes de "Las crónicas de la Dragonlance" y es que hay muchas referencias y paralelismos con esta obra de Margaret Weis y Tracy Hickman. Esto no es malo para un lector joven y con poco bagaje en la literatura fantástica, sin embargo, para lectores más veteranos, puede resultar un poco repetitivo y falto de originalidad.

De todos modos, en defensa del autor, he de reconocer que a medida que te internas en la trama de la novela, estas alusiones son cada vez más infrecuentes y poco a poco, la historia va adquiriendo su propia esencia y su sello distintivo.

Prefiero no entrar en detalles con estas alusiones y paralelismos para no predisponeros negativamente si os iniciáis en esta lectura.

Lo que sí se vislumbra en esta primera entrega de la trilogía es la capacidad que desprende el autor en el texto de progresión, con lo que auguro que las dos siguientes novelas aumentarán el nivel narrativo y épico, desligando esta obra de las fuentes de las que bebe.

Ahora estamos muy acostumbrados a una fantasía medieval dura y densa, como la de George R.R. Martin, y tratar de comparar la obra de Carlos González con estas novelas o con el trabajo de autores más veteranos y curtidos en estas lides como podrían ser Dan Abnett o R.A. Salvatore, sería un error imperdonable. La obra de Carlos González, a mi modo de ver, se circunscribe más a una lectura juvenil, más acorde a las edades que teníamos cuando comenzamos a leer nosotros mismos libros del estilo de "Las crónicas de la Dragonlance" o "El elfo oscuro".

Su prosa es ideal para jóvenes lectores, pues a pesar de su riqueza y dinamismo, no abusa de recursos estilísticos complejos ni de sinónimos rebuscados, ni tampoco de descripciones barrocas e interminables como es el caso de J.R.R. Tolkien.

El libro es recomendable para jóvenes con inquietudes por este tipo de literatura y de edad adolescente. Para veteranos lectores de esta literatura, este libro es un ejercicio de regresión a nuestra época imberbe, donde nos asomamos por primera vez a la Espada y Brujería como género literario.


Mapa realizado para el JdR de Las Tierras de Meed.

A colación de esta crítica os recomiendo que visitéis el blog del autor ya que hace poco anunciaba que un grupo de roleros de Tenerife está creando un juego de rol basado en sus obras de "Las tierras de Meed" y del que ya se puede descargar algunos elementos de lo que será este juego de rol, que usará el sistema de Rápido y Fácil con algunas variantes propias.
Publicar un comentario en la entrada