domingo, 20 de mayo de 2012

Debate sobre el estado de la Nación (Rolera)



Miembros de la actual nación rolera hispano-parlante.


De un tiempo a esta parte, cada vez que me reúno con mis colegas roleros, aquellos que empezaron conmigo roleando en la misma época que yo, debatimos acerca de cómo han cambiado las cosas desde entonces.

Al principio teníamos la opción de comprar todo aquello que Joc Internacional producía o la de algún amiguete con buen nivel de inglés y que se trajera algún juego del extranjero. (El primero que recuerdo fue la ambientación Al-Qadim de nuestro amigo Nacho)

Jugamos poco, pero nos encantó la ambientación. Con el tiempo esperamos que nuestro colega le saque el polvo a toda su colección.
Actualmente, las cosas han cambiado y mucho. No podría decir a ciencia cierta que la afición rolera es más grande que hace 23 años, porque no tengo cifras, pero la impresión que tengo es que es así. Internet y las nuevas tecnologías nos han ayudado mucho a la hora de difundir, compartir, practicar y debatir sobre nuestra afición.

Para alguien que, durante su etapa de instituto, descubra y se aficione a este hobbie, tiene muchas más opciones que las que tuvimos nosotros en su momento. Hay varias editoriales que producen juegos de rol que se pueden encontrar en tiendas especializadas o por venta on-line. También existen aficionados que dan a conocer y difunden su obra por internet y otros que, amablemente, traducen y comparten suplementos en otras lenguas, normalmente en inglés.


Los retroclones son ahora la moda, lo que en el pasado fue el pan de cada día.

Incluso con la moda de los retroclones, los nuevos jugadores pueden experimentar como era el D&D de antaño. Otra de las cosas que ahora tenemos y que hubieramos disfrutado en su momento son los blogs, un espacio en el que puedes debatir, estar informado de las novedades, recibir consejo en materia rolera de gente más veterana que tú, y donde puedes leer críticas y reseñas que te ayuden a la hora de comprar o iniciarte en un juego determinado.


Nunca tenemos suficiente, más sugerentes que los bombones de chocolate.


Cada vez hay más fanzines al alcance de los roleros. Foros a los que unirse y así conocer gente y sobre todo debatir. Los podcast, esa especie de programa radiofónico on-line, del que sólo conozco Radio Telperión en español, son elementos muy útiles que aún no se han extendido demasiado, pero quién sabe si en un futuro cercano asistiremos, poco a poco, a la aparición de más de estos programas.


Casi, casi, algún día, tras pagar la universidad de nuestros hijos podremos despilfarrar nuestro dinero en cucadas tan chulas como estas.


En definitiva, cuando los roleros vetustos y viejunos de mi grupo habitual de amigos, nos reunimos y hablamos de "frikadas roleras", como las llama mi mujer, nos damos cuenta, que pese a lo que críticamos de ciertas cosas actuales, nos damos cuenta que el panorama rolero actual está viviendo sus mejores momentos y que las posibilidades para el aficionado son innumerables. Y es que, no hay nada como el no haber tenido y tener ahora, para valorar realmente las cosas.

¿Que cómo está la nación rolera actualmente? Pues en palabras de un antiguo ex presidente os diré; "La nación rolera va bien".
Publicar un comentario en la entrada