lunes, 23 de abril de 2012

Crónica de un viaje Friky; Madrid D.C.






Día uno; Un explorador en Yermo Capital*

Tras haber preparado la visita y recordando viejas tiendas donde ya estuve hace bastantes años, inicié mi andadura en la calle Ardemans, donde estaba una tienda llamada Excalibur, en la que compré "Las sombras de Yog-Sothoth" de La Factoría para un cumple de Bruendar. Mi decepción fue mayúscula cuando vi que una copistería había sustituído a aquella tienda.



Con unos 15 grados de diferencia entre Mi ciudad y Yermo capital.


Bajé por Francisco Silvela hasta la plaza de Manuel Becerra, donde salía la calle Doctor Esquerdo y se encontraba una tienda de Arte 9 que ya había visitado antes y donde podía encontrar cosas muy chulas. Hubo mucho que me gustó, pero no me pillé nada, ya que no encontré lo que buscaba, ni de mi lista de prioridades ni de las peticiones de Bruendar.


Un poquito a trasmano pero muy interesante.


Siguiendo la calle, llegué hasta la parada del metro de O´Donell, donde cruzaba la calle Jorge Juan, el lugar de una pequeña tienda llamada Quimera Miniaturas. Me gustó mucho de lo que vi y tenía mucha variedad, pero lo qe me gustaba costaba 40 euros por miniatura, lo cual lo hacía prohibitivo para un amateur como yo. Sin embargo, lo que sí encontré que me llamó poderosamente la atención fue la gama de escenografía "Battlefield in a box", pero no iba a comprar nada demasiado voluminoso para luego el regreso en avión. Seguramente visitaré alguna tienda online para pillarme algunas de estas piezas, aunque primero habrá que retomar de manera efectiva el hobbie de warhammer.




De allí fui hasta Goya, donde me cansé de caminar y cogí el metro hasta Sol, donde visité la tienda de Arte 9 de la calle de la Cruz, donde descubrí unas figuras coleccionables de jugadores de la NFL, que me enamoraron, aunque no vi entre ellas ninguna de mis queridos New Orleans Saints. De rol, poco y nada interesante.

Tras más de 3 horas y media de caminata, me retiré a tomar cervezas y tapas en las Bodegas Melibea, un placer que siempre practico en Madrid, porque aquí en Las Palmas, si quieres tapas, las pagas. Esta es una costumbre que echo siempre de menos cuando vuelvo de la península.

Dia dos; Un encuentro bloguero y las primeras compras.

El martes tenía una cita importante, había quedado con Erekibeon y Meroka en el Generación X de la calle Puebla, cerca del epicentro de la plaza de la Luna, donde hay unas cuatro tiendas frikys de visita obligatoria. Llegué a la zona una hora antes y visité Atlántica, que es una de las visitas obligadas de un buen friky jugón, además de Crisis y Metrópolis, bajando la calle de la Luna.

Me pillé un juego de dados de encargo, una mini de Mi-go para Arkham horror y mansiones de la locura de mi colega Nerull, y para mí, me pillé un antiguo suplemento de La llamada de Cthulhu llamado "Extraños Evos" que tenía en PDF pero no en formato físico y así añadirlo a mi colección de Cthulhu.


De izquierda a derecha, Meroka, Fatelux y Erekibeon, roleros y blogueros de pro.


Las siguientes dos horas las pasamos, los tres blogueros, tomando cervecitas en un bar cercano, hablando de nuestras frikadas y mil cosas más. La verdad es que el tiempo pasó volando y cuando nos dimos cuenta ya era hora de despedirse, pero hicimos la firme promesa de preparar algo friky para la próxima visita, eso sí, avisando el que suscribe, con algo más de antelación.

Realmente fue una tarde cojonuda, sobre todo cuando por fin tienes la oportunidad de ver en persona a gente a la que llevas tanto tiempo siguiendo por su blog y con la que tanta afinidad tienes. Es que somos unos roleros viejunos.

Habrá que preparar la siguiente visita con más antelación, ya que me prometieron montar un tema rolero/friky en condiciones. "Chicos, os tomo la palabra!!!" 


Dia tres; exploración final, agotamiento y un tesoro final.


El miércoles era mi último día de compras, ya que el jueves había quedado con unos amigos canarios que viven en Madrid y con los que me iba a ir a cenar y en el caso que tuviera tiempo extra, lo emplearía en compras familiares no frikys.




Mi tesoro!!!!!!




Así que empecé la tarde como todas las anteriores, con siesta previa a la pateada. Empecé por Generación X de Galileo, que me costó encontrar bastante, ya que sólo sabía que estaba cerca de tres estaciones de metro, pero menos mal que me encontré un amable señor de correos que me dio la indicación exacta. Muy chula la tienda y con bastante rol, del antiguo encontré bastante de D&D 3.5 y el suplemento de "Encuentros Urbanos" que alguien me preguntó por él. Eso sí, a precios saladetes como no podía ser menos. 
En esta tienda encontré las dos últimas joyitas del viaje, "Secretos de Nueva York" para mi colección de La Llamada, que no me lo pillé porque también lo tenía Bruendar y no quería pisarle las aventuras, pero después de tanto tiempo me apetecía tenerlo en mi colección.


Para el rey del rol Indie.




Para Bruendar le pillé el suplemento del Free RPG day de Hollow Earth Expedition, ya que encontrar el básico fue imposible. Al menos, en este panfleto le servirá para probar las reglas y jugar una aventura, y si le mola mucho el sistema, pues pillarse el manual básico por internet.


Me pegué un salto hasta la parada de Ascao, donde está la tienda de "La espada oscura" donde quedaba muy pokito rol y se notaba que era tienda de barrio reconvertida a aficiones juveniles, lo mejor fue que encontré dos ejemplares nuevos de la guía del DM de D&D 3.5, a 30 euros cada uno. Por si a alguno le interesa.


Regresé a Arte 9 de Doctor Esquerdo y traté de pasarme por la Flecha Negra, de la calle Elvira, pero ya habían cerrado. Antes pasé por The Comic Co. pero sólo tenían cómics, que raro!!!!


El caso es que tras patear un rato bajo la lluvia me pregunté ¿Le estará pateando el culo el Chelsea al Barça? y la respuesta fue afirmativa, por lo que me dije, vamos a tomarnos unas cervecitas, a cenar y a poner los pies en remojo, que me lo he ganado.


En conclusión, un viaje medio productivo al Yermo Capital rolero, pero con escaso resultado y es que Madrid ya no es el oasis rolero de antaño, y menos teniendo tantas tiendas online. Pero estuvo bien ir de exploración y lo mejor sin duda, el rato pasado con los amigos blogueros, que al fin y al cabo la buena vida son esos momentos que pasas con los amigos.




*(Alusión a la capital de Washintong DC del juego Fallout 3)

Publicar un comentario