viernes, 2 de marzo de 2012

Regalos navideños self-made

Aunque lo parezca, esto no es una entrada de Warhammer scenery.

Llevaba tiempo queriendo hacer esta entrada, y la verdad es que me ha llevado casi dos meses, pero no porque no tuviera nada que contar sino porque otras cosas me parecieron más prioritarias y me acordé de estas fotos cuando preparaba la reseña de la guía de Transilvania. 

De todos los regalos de navidad para los peques, que sinceramente me parecen muchos, el más especial fue esta estación de emergencias para los Playmobil que tienen los peques. Fue una idea de mi mujer, y ejecutada por mi suegro, que es maquetista y aeromodelista de toda la vida, y les hizo muchos regalos así a sus hijos cuando estos eran pequeños. Ahora que está jubilado pues tiene tiempo libre para hacer proyectos nietiles de este tipo. Antes ya había hecho un castillo, que no desmerece frente a los de precio desorbitado de Playmobil.



Preparados ante cualquier eventualidad.


Lo que me resulta curioso es cómo le explicas a los niños la presencia de este regalo entre los otros que están envueltos en papel de regalo y que son totalmente comerciales y no artesanales como este. Además, como mi suegro lo preparaba en su casa y mis peques se quedan al menos una vez a la semana en su casa a dormir, pues era difícil ocultárselo.


Por tierra, mar y aire acudiremos al rescate.


La explicación fue la siguiente; "Los reyes magos encargan a algunos abuelos que hagan juguetes para regalar, ya que a ellos no les da tiempo a preparar todo. Y cómo este año le tocaba a su abuelo, pues les pidió a los reyes que el regalo a hacer fuera para ellos." Menos mal que con 6 años uno y 4 años el otro, pues la cosa cuela. Pero cuanto más grandes, más difíciles serán las cosas y sobre todo como vas explicando las diferencias entre los regalos de unos y de otros, lo de dar regalos a los niños pobres, cuando se supone que los reyes magos les llevan regalos a todos los niños.


Con taller de reparaciones al costado incluído, quel mantenimiento es obligatorio.

La verdad es que mantener la ilusión cada vez es más difícil, pero bueno, todos descubrimos algún día que (Spoiler!!!!!!) los padres son los Reyes Magos, pero también todos queremos que la ilusión dure todo lo que pueda.



Las pegatinas y etiquetas está de lo más currado.

Otro tema también es que muchos regalos y juguetes terminan regalados a organizaciones de ayuda a los más necesitados o en el vertedero, pero regalos como estos que ha hecho el abuelo, se guardan toda la vida, por que la parte artesanal y el cariño que se les pone dura siempre.


La rampa es de quita y pon, y funciona estupendamente, menudas carreras de karts que nos marcamos.

Espero que la ilusión continúe, porque la noche de Reyes, mi mujer y yo nos lo pasamos pipa poniendo los Playmobil en la estación de emergencia y la cara de los peques la mañana siguiente fue impagable, lo que hace que tú también recuperes la ilusión en estas fechas y te demuestra que cuanto más dinero no eres más feliz, ya que con madera de balsa, pintura e ilusión, se puede hacer el mejor regalo de Reyes.
Publicar un comentario en la entrada