miércoles, 22 de febrero de 2012

Carnaval, Cosplay y mucho friky suelto.



Si esto es Cosplay, me apunto.

Estamos en medio de la semana más fuerte de este Carnaval 2012, con la resaca misma del martes de carnaval y esperando el entierro de la sardina de este domingo. Unas fiestas en las que la gente se desfasa como nunca en todo el año.

Ni fin de año, ni la despedida de soltero de tu primo, ni la fiesta de fin de curso. El carnaval es la fiesta donde he visto desfasar a la gente hasta cotas dignas de un gran WTF!!!!!!

Parece que el tabú que nos impide sacar la bestia que llevamos dentro, el friky para algunos, durante todo el año, se interrumpe en esta semana de carnaval.



Currados están, aunque hay que tenerlos bien puestos para llevarlos desde casa a la convención/reunión friky.


Hace años oí por primera vez hablar de ese fenómeno que es el Cosplay (Costume play o juego de disfraces) donde fanáticos del anime, manga y comics se disfrazaban de sus personajes favoritos en convenciones y reuniones multitudinarias. Lo que vendría a ser, disfrazarte durante todo el año, sin esperar a los carnavales.



Si además de traje, la percha acompaña, pues ni te digo. Hay novios inmensamente afortunados.


Hay mucha gente que ha perdido la vergüenza a disfrazarse en fechas que nada tienen que ver con el carnaval, y más si hay un grupo nutrido de gente que te secunda. En estos tiempos, la gente pasa mucho de lo que opina el resto y hacen lo que les apetece cuando les apetece. Será libertad, libertinaje, ¿Que sé yo? Lo que si os digo es que admiro mucho al que se viste de su personaje favorito donde y cuando sea y se lo pasa pipa.


Hay cosas que con el paso de los años pierden su encanto. ¿Lo sabrán?


Lo que si me parece curioso, es lo mucho que se curra la gente los disfraces, sobre todo los que lo viven más intensamente, los más cercanos al Cosplay o al frikismo más puro, y lo de currar lo matizo, currar en el sentido de crear un disfraz lo más parecido al real, porque también están los que se curran los disfraces, pero más en la faceta creativa y divertida.



Con imaginación y ganas, el disfraz sale sólo, aunque algunos ponen más imaginación que ganas.

El sábado fue la cabalgata, como aquí la llaman, y llevé a los peques para que disfrutaran del evento, uno vestido de capitán espárrago (o sea, de Jack Sparrow) y el otro de Spiderman deprimido, ya que no quiso llevar la máscara, por lo que me recordaba a Toby Maguire cuando le fallan los poderes por el estrés y se va a casa sin máscara y caminando, totalmente echo polvo. Vi mucha gente disfrazada y la verdad es que me reí un rato bueno con algunos disfraces.

Mucha imaginación y muchas ganas de divertirse. Estos son los currantes más ingeniosos y desvergonzados. Desde Súper 3D, con su traje negro, con un cinturón de gafas bicolores de las antiguas 3D y con las siglas en blanco en medio del pecho, hasta el capitán salami, bandadas de catwomans, mujeres maravillas y toda la familia de los Increíbles reunida, desde primos lejanos hasta hermanos de leche, creo que es el que más se ha vendido este año.



Muchas horas frente a la X-Box suelen tener este resultado.


Pero entre estos disfraces, destacaban unos cuantos que se veían muy currados y frikis a más no poder. Desde el sempiterno Zorro, con caballo incluído, que nunca se pierde una cabalgata y que ya es una institución en las fiestas capitalinas, hasta guerreros de Halo, Darth Vader y sus tropas de asalto y superhéroes de diversas franquicias.



Miedo me da saber lo que ha costado esto. Por eso lo llevan a todas la fiestas, para amortizar.

Esta fecha es cuando el Cosplay se camufla entre los carnavaleros y sirve para aquellos que disfrutan a tope del Cosplay y para aquellos que les gusta pero no se atreven a practicarlo más allá de los carnavales.



Las mujeres plátanos, Wonder plátanos? ni idea de lo que son, pero molan. Chute de potasio en toda regla.


Lo más triste es que en mi caso ni Cosplay ni disfraz estándar. Ya no me siento cómodo disfrazándome, y menos cuando me visto de uniforme mimetizado todos los días para ir al trabajo. Mis peques me preguntaron, Por que no te disfrazas como nosotros papá? y les miré sonriendo y les dije;"Papá ya se disfraza todos los días para ir a trabajar y no le apetece disfrazarse de otra cosa."


¿Alguna diferencia con el grupo de arriba? Claro, más ron y menos potasio.

Es triste pero hago mías las palabras del Sargento Murtaugh, Danny Glover, en Arma Letal; "Soy demasiado viejo para esta mierda". Pero eso sí, disfruto viendo a otros currándose sus Cosplay, sus imaginativos disfraces a otros y a mis peques disfrutando con sus disfraces de piratas, superhéroes y demás disfraces chungos que les obligan a ponerse en el cole. 


Sospecho que algún superpoder tendrá, como el de hechizar friky, sin tirada de salvación posible.
 Yo, si tengo que elegir me quedo con estos disfraces, que son los que más me gusta ver puestos.
Publicar un comentario