viernes, 23 de diciembre de 2011

Solo un Rolero sabrá contestar




 Los pasos crujían.

El bárbaro apoyó el hacha y, casi en un gesto casual, limpió su filo, dejando brillante y roja en la prístina nieve, lo más parecido a una firma que jamás podría tener un analfabeto como él –quién necesita saber leer o escribir con semejantes músculos.
El hechicero cargó su pipa curva y el humo pugnó con el frío en una batalla inútil, pero harto relajante. No pudo por menos que lamentar como su cara túnica se empapaba en contacto con el suelo. Su mente se hallaba agotada por el exceso mágico, pero mejor eso que ser la cena de aquel bicho. Tendría que mirar los Tomos de Baltark para averiguar a que subespecie pertenecía… Su diatriba mental vagó como el humo.
Delante, el pícaro lamentaba su fortuna. Odiaba tener que gastar sus recursos tan inútilmente –dioses, con lo caros que son los venenos – y mas con una criatura que nada atesoraba. Aterido por el frío, dejó vagar su mente por el exótico sur de los juglares y sus extraños seres, como el legendario “kandaroo”, que decían tenía un bolsillo de piel enorme, donde llevaba gran cantidad de tesoros.

El sonido repiqueteante se repitió, apagando de golpe el ruido del viento helado, aunque nadie hubiera llamado a que se hiciera. Los segundos pasaron y pronto, la cortante voz del que se sabe que manda se escuchó, como la de un avatar renacido…

… mientras la pantalla se plegaba, dejando ver la cara del satisfecho DM. Los dados dejaron de rodar para prestar atención.

- Chicos, la partida ha estado muy bien. Sabía que ese Yeti no era problema para vosotros. Pues con esto tenemos una ¡nueva subida de nivel! No me lo agradezcais todos a la vez por favor. Aunque no os lo mereceis. ¡Me habeis tenido sin refresco la mitad de la partida y no me llegó ni una "pringel"!… Pero en fin, es Navidad, así que estoy benevolente y tal… Lo dicho: ¡Feliz Navidad a todos!

Los jugadores sonrieron felices. Nunca sabremos con certeza si fue por el nuevo nivel o bien por la felicitación navideña. Pues esto son cosas que solo un Rolero sabrá contestar.


Así que, desde el Faterblog os deseamos:


 ¡FELIZ NAVIDAD! 
(y subid todos un nivel).


.. y quiero el Dragon Age, El Anillo Único, Marca del Este, CdB, Taura, Warhammer RPG... Ah! Y que no hagan más cosas como lo que han hecho con la peli de Conan.

martes, 13 de diciembre de 2011

Reseñas por encargo y un noviembre agitado

Por fin estoy de vacaciones¡¡¡ Desde finales de noviembre, justo antes de empezar la campaña de Punjar y hasta después de Reyes. No seáis envidiosos, que después de pasar 7 meses fuera de casa, 5 de ellos en Afganistán, creo que me lo merezco un poco....un poquiiito.

Ahora mismo estoy relajado y centrado en mi campaña de Punjar, en el Fallout 3(juego de Playstation 3), que estoy a punto de terminar después de muchos meses jugando de manera entrecortada. No veo la hora para empezar con el Fallout New Vegas, si dura como el otro y está igual de bien, voy a disfrutar como un enano.






Sin embargo, el mes de noviembre fue un pelín estresante. En el curro estuve a piñón hasta el último día y me comí las guardias que no había hecho en el año, pero fue una mala coincidencia, porque bien podría haber ido el cuadrante por otro lado y haberme librado, pero bueno, al menos es algo que les dejo a los compañeros.




Además comencé noviembre con la reseña de "Bajo el sol naciente" un módulo de ambientación Cthuliano de los amigos de Three Fourteen Games, que aunque no fue estrictamente por encargo, pues me siento obligado a leer y escribir una reseña cuando me mandan algo en primicia y me piden opinión. Y encima lo testeé con mi grupo de "La llamada de Cthulhu".





Pero es que por esas fechas, mi colega Darkseid, que es alma máter de Universo Marvel, me dijo que tenía el juego para Play3 de "X-men destiny" y que me lo podía enviar a cambio de hacer una reseña, lo cual hice encantado. Creo que es el juego que más rápido he terminado y eso que mi tiempo ya no me pertenece.

También en ese mes de noviembre estuve trabajando intensamente en la campaña de Punjar, que comenzaría el día 26, semana en la que empezaba las vacaciones. Me reuní con los 5 jugadores para reconvertir sus pj´s de 4ª a Pathfinder. En el caso de Bruendar, pues lo tuvo que hacer desde cero.

Al fin ha terminado noviembre y no tengo ningún compromiso, amablemente asumido por el que suscribe, y sólo estoy centrado en mi campaña actual, en lo que rol se refiere.

Esta semana jugaremos la segunda sesión de Punjar y espero que mi colega Nerull nos deleite con su nueva adquisición de Warhammer Fantasy RPG antes de final de año o bien con una partida de "La llamada de Cthulhu" con el nuevo manual de la 6ª edición y su impresionante pantalla del Guardián.


Espero que el mes de diciembre de mucho de sí en cuanto a ocio rolero. Ya os iré contando antes de que empecemos el último año de nuestra decadente civilización, el 2012.... a menos que los Mayas la hayan cagado. Y espero que antes de eso me llegue un autoregalito que me he pillado en E-bay y que me pondré con su lectura y reseña ASAP (tan pronto como me sea posible)

Marry crismassssssss

viernes, 9 de diciembre de 2011

ROLLAGE! - Y si jugara al Rol... (XII)

En la edición alemana del D&D no existe el Bonus +2 de ayudar a otro personaje, ni ese ni ningún bonus comunitario.

Alguien sabe donde estará Sarkozy mientras Merkel juega esta partida de rol? Tranquilos que Rajoy ha ido a comprar los "chuches" para la partida.

lunes, 5 de diciembre de 2011

Narrativo o visual?

Es que no me resisto a usarlos, están cojonudos, son baratos y sirven para muchas situaciones.


Siempre que dirijo una sesión de rol, me gusta usar nuestro foro privado, a posteriori, para dar mis impresiones acerca de la sesión y de la aventura en sí. Lo que más ha gustado, lo que menos, a quién he visto más inspirado roleando, las buenas y no tan buenas actitudes de la gente durante la sesión, etc, etc. Luego espero el necesario feedback en el que los jugadores también me comentan sus impresiones, lo que mejora mucho la experiencia rolera.

Y un comentario que me sorprendió y que generó división de opiniones fue uno que hizo uno de los jugadores a raíz del uso por parte de este DM de unos Tiles de cloacas, cuando las exploraban siguiendo el rastro de unos hombres-rata.


Las apestosas cloacas de la discordia, con trampa y monstruo incluído, aunque obligado por las expectativas de los jugadores.



Y todo esto es por el hecho de usar tiles como si de una partida de Heroquest se tratase, o bien no lo es?

Me gusta lo narrativo y me considero un DM más narrativo que reglístico, pero también me gusta lo visual, en el sentido de que me gusta ver por donde se mueven los pj´s y lo que ven a su alrededor, mediante la descripción y las ayudas visuales.

Una imagen, un mapa o incluso un boceto a lápiz puede ser evocador y dar más profundidad a la narración del DM.

Sin embargo, otro de los jugadores me comentó lo siguiente; "el ir construyendo al entorno de forma visual no tiene precio, de hecho, te puedo decir que es una de las cosas que más me ha gustado siempre de tus partidas, el poder hacerme una idea visual de donde está cada cosa en según que momento."

Y es que esto se acerca más al objetivo que busco con el uso de tiles, mapas e imágenes.


Sabes donde estás y que aspecto tiene el terreno que pisas. Eso es impagable. No siempre se puede, pero cuando se puede hay que aprovecharlo.


Con la 3.5 y la 4ª edición me acostumbré a usar los battlemaps como DM, y como jugador me gustaban mucho los mapas que venían con las aventuras, muy detallados y coloristas, que te hacían meterte de inmediato en la acción.

La imágenes para ambientar las partidas las descubrí cuando estuve vagando por los desiertos del rol y me encontré un DM del "Señor de los anillos" que usaba imágenes de lugares , sacados de internet, para meterlos en la partida, la verdad es que ambientaba mucho, eran muy evocadoras y te metían en ambiente de inmediato.


Tampoco hay que pasarse, pero ¿A que molaría tener pasta para montar algo así?


Creo que también hay un cierto vicio en cuanto a los jugadores cuando dibujas un mapa de una escena, inmediatamente cojen sus dados y tiran por iniciativa, incluso sin que el DM se lo diga, es una conducta que hemos cojido jugando a las ediciones anteriores del D&D, y es que battlemap o tile es sinónimo de combate. Y cuando uno trata de cambiar el chip, los jugadores se revuelven y se frustran si no hay combate.

¿Por qué pones un mapa o un tile si luego no va a haber combate?

Pues porque es un elemento más de la narrativa, un aporte visual a la narración del Dm, te ayuda a moverte físicamente por la descripción de la situación y el lugar donde se desarolla la escena, que puede o no tener combate, también puede haber pistas, puertas secretas, trampas o simplemente un lugar que puede ser la antesala de un encuentro roleado o de un combate.

En este caso particular, puse un Otyguh en una intersección de las cloacas, craso error por mi parte, ya que les dí lo que esperaban, pero creo que casi todos quedaron satisfechos, porque inconscientemente esperaban un combate.


Pintar está bien, pero un tile queda mejor cuando eres un cenutrio dibujando o lo haces deprisa.

Esta conducta cuesta cambiarla, pero creo que hay que hacerlo en aras del rol, porque las ayudas visuales sirven para muchos propósitos, pero el principal debería ser el de aportar una referencia visual a la descripción del DM. Que luego haya o no combate debería ser secundario, y eso es en lo que trabajo en esta campaña de Punjar y en mis partidas de rol en general.

Lo visual y lo narrativo o descriptivo, pueden convivir, pero para eso hay que cambiar ciertos vicios de jugadores y DM. Sobre todo, algo que se ganará es que cuando pongas un mapa o un tile, o una imagen o un boceto, los jugadores nunca sabrán si hay que combatir, explorar o interactuar en el entorno, lo que devuelve la capacidad de sorprenderse a los jugadores experimentados y el Dm tendrá más elementos para que sus partidas sean imprevisibles, porque al fin y al cabo eso es la magia; "La capacidad de sorprenderse a cada momento del espectáculo." y no hay mayor mago que un Dm que puede usar todos sus trucos en las partidas.

viernes, 2 de diciembre de 2011

All I Want for Christmas...



.... is you. Que nó que no me voy a poñer ñoño, ni siquiera cuando ayer empezamos a comernos las mini chocoltinas navideñas esas que tan famosas se han vuelto.

Ya es hora de ponerse con la doble carta, la de Papá Noel y los Reyes Magos. Sobre todo en cuanto a materia friky se refiere.

Lo primero y más fundamental va a ser.....







¡¡Sí!! Por fin ya llegó la sexta edición de "La llamada de Cthulhu" y va a ser mía. Ya la tengo pedida a mi tienda de material friky, "El desván del Leprechaum" que regenta el bueno de Juanan, compañero del antiguo club de rol.

Pero no nos engañemos, he pedido sólo el libro y la pantalla del Guardián, porque el mapa, la bolsita y los dados ya los tengo, y 100 euros es mucho para los Reyes Magos en estos tiempos de crisis. Como regalo único, vale, pero si quiero pedir más frikaditas, pues habrá que ser austero.





También he pedido, aunque este es para toda la familia es "Aventureros al tren, Europa" del que ya he hablado en el blog y la expansión "Asia" con nuevos mapas y rutas.





También para toda la familia, ya que la edad recomendada es de más de 8 años es el juego de Asmodee Games, "Jamaica", que ya está editado en español y al que le tenia puesto el ojo desde hace tiempo. Un juego sencillo y divertido para las tardes ociosas del fin de semana.






Para compartir con mis colegas frikys y y mi mujer he pedido "Cyclades" un juego de conquista, lucha y desarrollo de ciudades, basado en las islas griegas de la época mitológica y que también tiene muy buena pinta.




He visto video reseñas y todo lo que he leído me hace pensar que será un juego interesante y divertido para compartir con los jugones de mi grupo de juego.






En cuanto a Warhammer, me ha gustado mucho lo que he visto, los ejemplos de juego y sobre todo el contenido del juego "Dreadfleet".



No quiero volver a perderme un juego de especialista, y menos que promete tanto. Seguro que si me lo regalan, en cuanto pinte las minis que vienen, no me faltarán voluntarios para probarlo, eso seguro. Mi hijo mayor, el de seis años, seguro que será el primero de la lista.


En cuanto a películas y libros, pues este año no hay nada que me haga una ilusión particular, excepto el quinto libro de "Canción de hielo y fuego", pero no veo que se vaya a publicar antes de que terminen las navidades, un error que la editorial no debería permitirse, pero bueno, ellos sabrán.

Espero que os haya gustado la lista y ya os comentaré que es lo que cae, con una buena reseña. ¿Y vosotros? ¿Ya habéis hecho vuestra lista de regalos navideños?

jueves, 1 de diciembre de 2011

Sobre un sistema más

He vuelto a jugar al AD&D.



Vamos, no me mireis así...

Tras esta aseveración, las reacciones pueden ser de lo más diversas: que si que cosa más viejuna.. ya llegó el nostálgico... que buenos recuerdos... ahora hay unos retroclones que son canela fina...

En fin, lo único cierto, en mi humilde opinión, es lo que dicen los Les Luthiers: "cualquier tiempo pasado, fué anterior."


Por ponernos en antecedentes, puede que alguno haya leido alguna de mis entradas sobre las Noches del Veterano. Empezamos probando Donjon (del que he hablado aquí y Maese Velasco aquí). Nos pareció un sistema cuco, pero que no aguantaba más que una partida. Cumplido el reto, optamos por lo "Rápido y Fácil", sistema al que le he cogido cierto cariño, pero que, lamentablemente, no ha aguantado una serie prolongada de aventuras. En unas cuantas sesiones, es fácil maximimizar las habilidades, lo que desvirtúa la experiencia de juego. Volveremos, pero para otras aventuras aisladas.


Finalmente, por consenso, nos decantamos por volver a migrar de sistema. Buscabamos uno algo más solido, con opciones que sostuvieran el ritmo de las aventuras y permitiera una progresión más acorde a las circunstancias. A ser posible, que no tuvieramos que gastarnos una pasta, pero con el ojo puesto en el Dragon Age (malhado Adolfo)... Y como requisito incuestionable, que permitiera que nuestras partidas, de escasas dos horas por sesión, siguieran siendo narrativas, para no perder nuesto tiempo mirando hacia una cuadrícula.


Entrando a saco!

Y así salió de nuevo, como grano separado de la paja, el Manual del Jugador de Advanced Dungeons & Dragons .


Hace ya muchos años que no sacaba estos manuales, más que para echarlos a la caja de mudanzas y, desde que, finalmente, el banco me ha "prestado" una casa que pago a precio de mithril, habían ocupado un lugar poco destacado en mi librería.

Pese a haber jugado muchos, muchos, muchos años a AD&D, tengo que admitir que me tuve que meter de nuevo en su lectura sobre los talentos (o pericias), combate, encuentros... Capítulos cruzados entre el MdJ, la GDM y el Manual de Monstruos.
Sí, la verdad es que esperaba que esta migración de sistema no me requiriera tanta preparación usando tiempo que no tengo, cosas de la paternidad y esas cosas del mundo marital, pero hubo que hacerlo, por lo que por momentos, pensé que, igual, habíamos dado un paso atrás. Nada más lejos de la realidad.

Este proceso de re-lectura me ha hecho repensarme muchas cosas. Cosas como supuestas "verdades como puños" acerca de si las Terceras y Cuartas ediciones del denominado D&D eran de veras una evolución de lo que pone en estos manuales, que no hay que olvidar, también supuso un fuerte cambio respecto del D&D original.
Este ejercicio de introspección y comparación ha derivado en la siguiente conclusión "reveladora": AD&D es un sistema. Otro más.

Las ediciones sucesivas del D&D, podrían haberse llamado de otra manera, eso sí (ironía mode on), con la omnipresente e indispensable & entre dos palabras cualesquiera, preferiblemente en inglés (ironía mode off).

AD&D es un sistema único, como ya avisa y señala la "A" con la que comienza y su sin par TAC0 (GAC0, si lo prefieren). Y que sirve, si así lo quieren sus jugadores, para jugar al Rol. Cumple su función tan bien o mal como Pathfinder, Dark Heresy, El Señor de los Anillos, Cyberpunk, Rolemaster, Runequest, Vampiro, La Leyenda de los 5 Anillos, Traveller, Shadowrun, La Llamada de Cthulhu, Warhammer RPG, Aquelarre, [ponga aquí lo que quiera...], etc.
Los retroclones me merecen un tema aparte, pero sí que puedo decir que uso unas cuantas "reglas de la casa", por lo que puedo aseverar que juego a mi propio retroclón.


Puede parecer esto que parto una lanza por el AD&D, pero no van por ahí los tiros. No es tampoco un rollo nostálgico de alguien que jugó sobre el nido del cuco. Ni siquiera lo saco por temas tan cacareados como el de los retroclones.


Es solo que una vez, hace ya tiempo, comenté de jugar unas aventurillas de AD&D que se quedaron sin ver la luz del sol y me contestaron: "¡Para atrás ni para coger carrerilla!".
Ahora se que contestar. De cuarta hemos vuelto a Punjar en Pathfinder y por otro lado he desenfudado el Advanced. Hemos "retrocedido" ediciones y nadie ha sufrido ningún colapso, acaso de satisfacción tras unas magníficas sesiones, lo que me tiene feliz como jugador y satisfecho como Dungeon Master.

Que quieren que les diga. ¿AD&D? Es un sistema más.