miércoles, 19 de octubre de 2011

Algo nuevo, algo prestado....


Me sorprendió su tamaño, porque no me fijé que eran cajas. Al final fue una agradable sorpresa.


Que no, que no¡¡¡¡ No voy a anunciar que me caso, que ya lo hice hace 9 años y bien que me he quedado.


Unas cajas, macizas y de muy bella factura.



El título de la entrada es literal. Por si alguno no lo sabe todavía, estoy preparando mi regreso a los escenarios... que no, que no¡¡ tampoco actúo en "El rey león", que me refería a mi lugar tras la pantalla como DM. Finalmente me he decantado, con el beneplácito de mis jugadores, por retomar la campaña de Punjar que empezamos en 4ª del D&D y reconvertirla para el sistema Pathfinder RPG.




Diez plantillas de tiles y un cartón que engaña a primera vista, dando la sensación que es poco el contenido.





Entre todas las iniciativas que he comenzado para retomar la campaña, una de ellas era tener material suficiente para desarrollar los encuentros, sobre todo los combates, que son una parte muy importante de un sistema de espada y brujería. Por mi parte ya tenía varias cosas que fui comprando poco a poco, como el battlemap, un set de game mastery con tiles de campamentos y una colección medio decente de miniaturas.





Sin embargo, el espacio que hay en la caja da para los diez tiles y alguno más que tengamos de otros suplementos, el que los tenga, claro, que no es mi caso. En vez de eso, he aprovechado para meter los tiles del GameMastery que tengo y los mapas de los módulos que Nerull me ha dejado.




Al regresar de las vacaciones me esperaba un paquete de Amazon con cositas muy chulas, entre las que estaban las cajas del Dungeon Master Tiles Set, "The Dungeon" y "The Wilderness". Me queda pendiente el de "The City", y más para una ambientación urbana como es la de Punjar. Por menos de 14 dólares cada uno me hice con ellos y la verdad es que ha sido una gran compra.






Los tiles, para ser los primeros que tengo, me han dejado muy satisfechos y ya me han dado muchas ideas para futuras partidas.



Además, mi colega Nerull, nuestro último máster de 3.5 me dio los últimos suplementos en español que tenía con lo que el total de libros donados a mi estantería alcanza ya la cuarentena, con lo que no me faltará lectura. Además de los mapas que venían con los módulos de 4ª, desde el H1 al P3, que serán muy útiles para las aventuras de cosecha propia.




Una vez destroquelado el número y variedad de tiles me deja más que satisfecho.



Finalmente me dio en prestamo la colección de figuras que usabamos en las partidas, mezcla de regalos de cumpleaños, de puesta en común por parte del grupo y de compras que hizo de miniaturas que necesitaba para las partidas. En definitiva, una colección enorme de miniaturas que serán de mucha utilidad en la próxima reanudación de la campaña de Punjar.


Y una vez metidos en la caja, la verdad es que queda poco espacio más.



A continuación os muestro por grupos las nuevas adquisiciones y la colección completa. Espero que no os agobiéis con tanta foto, pero espero que os sirva, la reseña de las cajas de tiles al menos, por si tenéis intención de haceros con ellas.




La caja de The Wilderness me ha encantado, tanto por su continente como por su contenido.





Gran variedad de tiles que encajan para formar muchos escenarios diferentes y muy útiles para la gran mayoría de aventuras o escenas que se desarrollen en territorio salvaje.





Como muestra os ofrezco uno de los escenarios que podrían servir para un encuentro de mitad de aventura, por poner un ejemplo. Pero por lo que he visto, ofrece muchas posibilidades. Y sobran todavía más tiles a un lado para seguir ampliando el mapa.


Los mapas a todo color y por ambas caras de los módulos oficiales que me ha prestado mi colega Nerull junto con sus miniaturas. Habrá que darle buen uso también.



Esta es mi aportación, los mapas de campamentos de GameMastery, 18 mapas variados muy útiles para ciertos encuentros. Fue la primera compra, para probar que tal los productos de GameMastery y la verdad es que su relación calidad-precio es bastante buena, lo que me hace pensar en alguna futura compra de esta colección de tiles.


Esta es la totalidad de miniaturas, quitando los dragones negro, blanco y azul que ya os he mostrado en alguna entrada más antigua. Creo que esta colección no dejará de crecer poco a poco y se de unos enanos que la quieren heredar más pronto que tarde, pero ya les he dicho que sólo si se dedican al rol y se alejan del lado oscuro (Véase WOW)



La colección de Nerull que ahora se refugia en mi morada y que me servirá para llenar la campaña de Punjar con multitud de enemigos de diversa y malvada índole. Parecen pocos a simple vista, pero os aseguro que miedo me da el ponerme a contarlos.



Esta es la parte que yo aporto, con muchas miniaturas grandes, sobre todo gigantes, los cuales me encantan y con las miniaturas al pie de la caja que son las miniaturas de la gama Legendary Encounters de la marca Reaper. Unas miniaturas prepintadas que hcen sombra a las de WotC.


Como podeis ver es mucho material visual el que tengo para aportar a la campaña que en breve comenzaremos con Pathfinder, y es que pese a quien pese, las cosas agradan primero a la vista que a cualquier otro sentido, por lo que espero que este material sirva para su propósito que es aportar un apoyo visual a las aventuras y para ver el desarrollo de los encuentros de combate, que en mayor medida llevan el peso de las aventuras de espada y brujería.

Publicar un comentario