jueves, 1 de septiembre de 2011

A sort of homecoming

Misión cumplida; regresamos a casa.


Pues sí, como los propios U2 titulaban su canción del CD "Wide Awake in America", así me siento. Ya estoy en casa en esta "especie de regreso a casa", porque aunque es la definitiva, para mí es la tercera vez que regreso de Afganistán, y se me hace raro, porque las otras veces, en Junio y Julio, fueron regresos de 4 dias y me tuve que volver a tierras afganas. Esta es la definitiva, tras cinco meses de misión, pero no me hago todavía a la idea, tal vez hasta que pasen varias semanas no seré consciente de que he regresado de manera total y definitiva.

Y es el momento de hacer balance, de lo bueno y malo, como dirían Mecano. Porque esta es la última entrada con la etiqueta de Afganistán, aunque la escriba desde la calidez y seguridad de mi casa, a la que tanto he echado menos.

Cinco meses fuera de casa son duros, es evidente, en tierra hostil y con un clima muy duro, con una diferencia horaria de tres horas y media con respecto a tu casa. El hecho de estar allí ya es peligroso y te juegas la vida a diario, aunque como en todo, unos más y otros menos, dependiendo de tu puesto y de lo que salgas de la base. Y esto es algo que los hechos lo demuestran porque hemos regresado a casa con 9 bajas, dos de ellas mortales y otras dos con mutilaciones. Allí se vive en guerra constante y aunque parece que nuestros políticos tienen miedo de decirlo en voz alta, los hechos ocurridos durante estos cinco meses de misión así lo reflejan y creo que nadie aquí en casa crea que repartimos magdalenas y mantas y todos los afganos están felices y contentos de tenernos allí, porque para qué engañarnos, a nadie le gusta que tropas extranjeras ocupen su país y decidan el día a día o el futuro de su patria.


Gran momento cuando las ruedas tocaron tierra en Tenerife.


El momento en el que el avión de Air Europa se posó sobre la pista del aeropuerto de los Rodeos, en Tenerife, fue un momento de júbilo y de expresiones de felicidad, y algunas de alivio. "Ya no me vuelven a coger más para otra" gritó uno de los soldados que venia en el vuelo, lo que produjo una mezcla de carcajadas y asentimientos. Es un sentimiento normal, y más para el que ha pasado por momentos duros, aunque lo curioso del ser humano es que se repone muy pronto de las penurias y estoy seguro que en el 2013, cuando le toque a mi Brigada de Canarias, volver a tierras afganas, en lo que probablemente sea la última misión, es muy posible que este soldado vuelva a presentarse voluntario para volver a primera línea.

Ahora toca lo más difícil, que es readaptarte a tu vida y a tu rutina, a tu familia y a tus amigos, y tratar de volver a empezar de cero en tu día a día. El psicólogo de la agrupación nos dio charlas y consejos acerca de cómo afrontar este regreso y estoy seguro que a muchos nos servirán para adaptarnos lo más rápidamente posible.

En fin, misión cumplida y a lo que nos manden, que eso es lo que elegimos al meternos en el servicio a la patria.

En cuanto al terreno personal y nivel de frikismo, que es de lo que va este blog, pues contaros que regreso muy satisfecho en líneas generales y con una pequeña espinita clavada.


Me hice un experto en perder partidas, ni una gané de todas las que jugué.


Jugué a Zombies¡¡¡ y a Noviembre rojo, lo cual estuvo muy bien y me valió para que mi mono friky estuviera controlado. Pude publicar entradas en el blog, creo que casi una por semana, ver los blogs que sigo, y contestar de vez en cuando en algunos de ellos. Conocí gente muy maja que jugaba a rol y otros que le daban al Warhammer a los nuevos juegos de tablero, y muchos fans de "Juego de Tronos" que vimos y comentamos en animadas charlas. Sin duda ha sido la serie de la misión, pues la pudimos colgar en el servidor (ups, no te quemes SGAE, y vente a la guerra si tienes cojones) y hubo muy pocos que no la vieran.


Ya todos saben que "un Lannister paga siempre sus deudas".

Me pude leer dos veces el Corerulebook de Pathfinder y alternarlo con el manual del jugador de D&D 3.5, con lo que vengo listo y dispuesto para reanudar mi campaña de "Las sombras de Punjar". Además he leído 9 novelas en cinco meses, gracias principalmente a mi nuevo e-book reader, entre ellas, las magníficas "Los martillos de Ulric", "Los jinetes de la muerte" y la cuarta entrega de "Juego de tronos".
He visto muchas películas que me he perdido en el cine y he visto series que tenía pendiente de hace mucho, como "Los Tudor", que me encantó, "Generation Kill" y terminé de ver las últimas temporadas de "Reaper" y "Big Bang Theory".

La única espinita fue que al final no pudimos jugar la partida de "La llamada de Cthulhu" y es que fue una época mala, con el relevo a la vista, pero al menos se intentó y al menos me quedo con que frikis roleros hay por todas partes, incluso de misión en Afganistán.

Me quedé rascado, los yanquis nunca tuvieron una plaza libre para ahorrarme un viaje de muchas horas en convoy.



Aprendí a jugar al Padel y llegó un momento en el que todos los días por la tarde, al acabar la jornada, nos echabamos un partido. Ahora toca no perder la costumbre y seguir jugando aquí. Que os aseguro que practicar deporte viene muy bien para despejar la mente y combatir el estrés.

Los dos viajes a casa me dieron mucha vida, y me considero muy afortunado por haberlos podido hacer, porque te volvían a cargar las pilas para reanudar la misión con más fuerzas.

Así que no puedo quejarme mucho de la misión, todo lo contrario, y es que cinco meses sin obligaciones familiares dan para mucho y más si se aprovecha el tiempo al máximo.

Ahora toca descansar, recuperar cuerpo y mente, y retomar los viejos hábitos, y sobre todo, hacer rodar los dados tras la pantalla del DM y sobre mi hoja de personaje, porque el rol vuelve de una vez por todas, tras cinco meses de sequía.

Y además vuelvo con el comienzo de liga de fútbol americano, que ya sé que es demasiado friky para muchos de vosotros, pero no sabéis las ganas que tengo de tumbarme en el sofá, con una buena Budweiser fría y disfrutar de un buen partido de Fútbol americano.
Publicar un comentario