viernes, 26 de agosto de 2011

Un ataque poco oportuno





Desde estas primeras líneas que escribo, tengo la certeza que me van a llover críticas, imagino que por los más puristas, pero bueno lo asumo y a ello me enfrento, con valor y coraje. Bueno, todo el valor y coraje que se tiene escribiendo tras mi identidad secreta en un blog de rol.



Estos ciiiiiiinco meses, muy muy largos, en Afganistán me han brindado la posibilidad de hacer una de las cosas que más tiempo llevaba sin hacer, leer con tranquilidad un manual de rol, dos veces. Además ha sido una lectura triple, ya que he leído el Core Rulebook de Pathfinder mientras lo cotejaba con el manual del jugador de Dungeon & Dragons 3.5 viendo las diferencias entre uno y otro.



De estas diferencias hablaré en otro post. Lo que hoy quiero compartir con vosotros es lo siguiente; el ataque de oportunidad.



De lo que más me he quejado estos años jugando a D&D, tanto en la 3.5 como en la 4ª, ha sido la excesiva duración de los combates, que terminan acaparando la mayor parte de las sesiones de juego. Con esta nueva andadura rolera que me propongo que no es otra que recuperar mi querido D&D pero por medio de los amigos de Pathfinder, con un sistema más estilizado y que no pierda la esencia de los últimos años de juego.



No voy a hablar de que si AD&D era mejor que la 3.5 o posterior, eso lo dejamos para otro debate. He decidido empezar con Pathfinder pero sin tragarme todo lo que me ofrecen, simplemente cogiendo el esqueleto que me proponen y aderezándolo con lo que más me agrada de esta edición o sistema.



Una de las cosas que voy a descartar es el "Ataque de Oportunidad". Es algo que no me parece que aporte nada al combate, y que más que agilizarlo, lo enlentece. No me parece necesario y si usamos la lógica más simple, a veces hasta parece un absurdo.



En el caso de la lógica, no me parece normal que un tipo esté enfrentado a uno, dos o tres monstruos o feroces guerreros y con todos sus sentidos puestos en sobrevivir y darle matarile a los enemigos, tenga tiempo, en 6 segundos que duran un asalto, de propinarle un espadazo a otro enemigo que pasa junto a él y que para nada está involucrado en el cuerpo a cuerpo que se lleva entre manos.



Lo hemos visto en muchas películas; batallas en las que el protagonista está metido, con combatientes por todos lados y el tipo involucrado en una lucha con varios enemigos y a su alrededor pasan tipos dispuestos a luchar con otros y que están a su alcance, pero que no hace la machada de lanzarles un espadazo simplemente porque los tiene a tiro.



Bajar la guardia para dar un golpe o ejecutar un ataque hace que pierdas de vista a los enemigos con los que te enfrentas, un instante que en la realidad seguro sería mortal.



A efectos de juego, pienso que es algo más que hace que los jugadores sean más tácticos y menos roleros, ya que el movimiento se ve muy limitado por estos ataques de oportunidad. Los jugadores miden las casillas, ven si se producen ataques de oportunidad, y a veces se lanzan al combate contra enemigos que no son los más lógicos simplemente para evitar este tipo de ataques. Recuerdo una anécdota en un partida en la que un jugador no quería acercarse a un personaje moribundo y con su poción salvarlo de la muerte porque sabía que se iba a llevar un ataque de oportunidad. ¿Es eso una actitud digna de un héroe o más bien de un metagamer? Juzgadlo vosotros mismos.



Todo lo que sea que los movimientos por las casillas del mapa sean menos artificiales o rebuscados y sean más acorde al espíritu del pj que se interpreta, es algo que quiero fomentar.



Mi estilo de juego siempre ha estado más cerca de lo narrativo que de lo reglístico, pero reconozco que hace falta un sistema sólido de reglas que de cierta coherencia al mundo de fantasía en el que nos desenvolvemos. Ni quiero un sistema que no te permita hacer nada ni uno que deje que los personajes sean ninjas, acróbatas y trapecistas al estilo de las películas de Michael Bay(productor Blockbuster que odio profundamente).



He pensado que podía ser coherente permitir estos ataques de oportunidad para personajes que no estén involucrados en un combate y que pasen junto a ellos otros enemigos por su zona de alcance, pero sinceramente, hacer excepciones a las reglas termina creando el caos y seguro que los jugadores más metagamers vuelven más al movimiento táctico que rolero.



¿Es posible que quitar esta regla agilice el combate?Sí que lo creo. ¿Es posible que quitar esta regla desequilibre el juego? No apostaría por ello, pero tras el testeo lo confirmaremos.


He pensado en otras cosas que pueden agilizar los combates, pero eso lo dejo para otra entrada. Ahora me gustaría saber vuestra opinión acerca de este tema, tanto si jugáis a Pathfinder, a la 3.5 o la 4ª Ed. de Dungeons & Dragons.

Publicar un comentario en la entrada