domingo, 27 de marzo de 2011

Un verano en el Hindu kush




El tiempo se me agota y no quería hacer una despedida de última hora, deprisa y corriendo. Me voy de manera temporal, Dios mediante, esperando ponerme tras el blog a mi regreso en septiembre.



Asi llegaremos a la base desde el Kiriguizistán o Chiquitistán(como lo llaman algunos)


Desde el 5 de abril estaré en la base Ruy de Clavijo, en el pueblo de Qala-i-Naw, en la provincia de Bagdhis, cumpliendo con la misión Aspfor XXVIII, echando a muchas personas y a muchas cosas de menos, como este blog, pero bueno, es lo que hay, si trabajase en un banco o en un súper, pues seguro que no tendría que ir al Hindu Kush a menos que fuese de vacaciones, aunque visto como está el panorama, muchas vacaciones no hay por allá.


Compañeros y amigos jugándose el tipo en tierras hostiles, por mucho que se diga, allí no se va a repartir magdalenas.


Así pues, el domigo que viene marcho finalmente con la primera rotación del relevo y no volveré hasta mediados de septiembre. No es un adiós, sino un hasta luego. Aunque dejo el blog en manos de mis amigos y colaboradores, a ver si consiguen mantener viva la llama. Eso espero.

De todos modos, allí no me voy al desierto, en una tienda de campaña. La nueva base española está a la altura de cualquiera de las americanas, menos en tamaño, y dispondré de muchas comodidades y servicios; el locutorio de internet entre ellos, pero como no se como va a estar el tema de disponibilidad, pues me temo que no puedo prometer ninguna entrada desde Asia central, pero si lo logro será otra forma más de mantenerme unido a mi mundo y mis aficiones.



Aunque ya está construída no puedo poneros fotos de la base, pero sus 6 hectáreas hacen de ella un base grande, segura y muy bien equipada.(foto de cuando estaba construyéndose, publicada en prensa)


Me voy con proyectos para el último cuatrimestre del año y con mucho material de lectura, tanto en el portatil, como en el ebook reader, y tambien en formato físico.; el Core Rulebook de Pathfinder, del que si puedo os hablaré esta semana, la última en casa. Una de mis compañeras se ha llevado el Zombies¡¡ de tablero, así que si conseguimos un par de frikis más, es muy probable que estrene el Pathfinder en el lugar más insospechado que jamás hubiera pensado; Afganistán.

Trataré de leer los blogs y estar al tanto de las novedades editoriales desde lo alto de Qala-i-Naw.


Por supuesto que os voy a echar de menos a todos; seguidores, bloggers amigos y curiosos roleros que de vez en cuando se asoman por este blog. Intentaré mantener el contacto todo lo que pueda, pero eso sí, en septiembre os prometo un Faterblog renovado y muy activo, para compensar estos meses.

Un abrazo a todos y hasta pronto.
Publicar un comentario en la entrada