domingo, 28 de noviembre de 2010

Siguiendo el Rastro 5ª parte y final





Con este entrada terminamos los artículos que se curró nuestro amigo Nerull para hacernos la transición de "La llamada de Cthulhu" al "Rastro de Cthulhu" lo menos traumática posible. Para mí se han convertido en la guía rápida definitica para jugadores y espero que a vosotros os sirva también de ayuda, tanto veteranos del juego como neófitos.

Para mañana tendremos crónica e impresiones de la primera partida del suplemento "sombras sobre Filmland" que jugamos anoche y que os adelanto que estuvo genial.






REGLAS 5ª PARTE:


En este último post he sacado un par de páginas del manual tituladas “Consejos para jugadores”, creo que sobran las palabras. Ahí van.

Consejos para jugadores

Una investigación monstruosa esta llena de callejones sin salida, pistas falsas y una total confusión. Jugar e interpretar una investigación monstruosa no debería estarlo. Aquí, por tanto, proporcionamos algunas técnicas o conceptos para llevar a la mesa que pueden ayudarte a maximizar tu propia diversión.

Créete que puedes tener éxito.

Sí, este es un juego de terror, en el que tu investigador podría ser fácilmente despedazado, llevado a Yuggoth o conducido a una locura irrevocable. Pero ten en cuenta que el mejor modo para perder es jugar a la defensiva y no hacer nada. No permitas que el miedo detenga tus planes. En su lugar, comenta las opciones posibles mas obvias, escoge rápidamente la que parezca mas atractiva y llévala a cabo. ¿Ocurrirá algo terrible? Por supuesto, ¡es un juego de terror! Algo terrible va a ocurrir, sea tu plan el que sea. En el mejor de los casos darás con un plan que requiera valentía y desesperación y aun así pueda costaros vuestras vidas. Pero no ocurrirá nada divertido si no eliges y haces algo.

Así que se valiente y aprovecha las oportunidades. Escoge el tipo de terrible riesgo al que prefieres enfrentarte y persíguelo. ¿Quién sabe? Quizás sorprendas al Guardián, si no a los monstruos. Como en cualquier juego, el Guardián otorgara a cualquier idea creíble que se te ocurra una buena posibilidad de éxito, y situará obstáculos en tu camino para hacerla mas interesante. Elige algo rápidamente, aprieta los dientes, y envía a tu Investigador a ese almacén.

En el mundo de los Mitos de Cthulhu, la seguridad es una ilusión, así que será mejor que hagas algo.

Justifica la elección de tu Personaje

Cuando creaste a tu investigador, colocaste un personaje, un héroe, en una historia. Cierto, a menudos será una historia sobre un policía o profesor de universidad ordinarios que se tropiezan con horrores cósmicos que trascienden el universo. En realidad, mucha gente respondería a la violencia extrema y a las erupciones de fatalidad sobrenatural acurrucándose en una esquina y no haciendo nada. A esas personas se les llama "Personajes no Jugadores".

Los Mitos de Cthulhu ya son lo bastante duros para tu Investigador como para que le hagas perder el control. Además, la parálisis es aburrida, al menos después de la obligatoria negación o incredulidad en la secuencia de "esto...desafía todas las leyes conocidas de la ciencia", Cuando crees a tu Investigador, o desarrolles su personalidad durante el juego, piensa en modos realistas de presentarlo como proactivo y con recursos, incluso ante terrores enloquecedores.

Los jugadores de partidas de terror a menudo cometen el error de pensar solo en como de realistas son sus respuestas. En vez de eso, toma elecciones interesantes, encontrando después el modo de hacerlas realistas. Una elección interesante es una que mantiene a tu investigador moviéndose y haciendo cosas.

Las Motivaciones te motivan a avanzar

Si aun te ves incapaz de justificar algún plan casi suicida, piensa en tu Motivación. Inventa una razón que te motive a ponerte en peligro, y recoge de paso algo de Estabilidad por hacerlo. Mira a tu Motivación como una fuente de acción e inspiración, y úsala para decidir cuando un plan casi suicida es adecuado para tu investigador.

Si estas atascado, busca mas información

Si estas realmente atascado, y no solo rechazando cursos de acción perfectamente viables, no te limites a quedarte en casa repasando tus opciones. A menudo los escenarios de investigación se atascan en debates especulativos entre los jugadores sabre lo que puede estar ocurriendo.

Podrían estar sucediendo muchas cosas, pero solo una es la real. Si surge mas de una explicación al encajar las pistas que tenéis hasta el momento, significa que necesitáis mas pistas.

Siempre que te atasques, muévete y recopila mas información. Pregúntate a ti mismo que necesitas saber para formular un plan. Luego imagina como puedes conseguir esa información, y sal a conseguirla. Mantén un registro escrito de todas las pistas, particularmente de las pistas clave que el Guardián te ha proporcionado, escoge una que no hay sido seguida, y ve a por ella con fuerza.

Habla con la gente

Muchos grupos son reacios a emplear sus Habilidades Interpersonales, pensando que se meterán en menos problemas si se limitan a las pistas físicas, o a examinar bibliotecas bien iluminadas. Este es un error desastroso. Hablar con testigos, expertos e informadores es con mucho el mejor modo de conseguir información sobre tu situación. Con la información, podrás encontrar ese oculto plan menos malo que te llevara hasta el lúgubre enfrentamiento final.

Sigue avanzando

Espera encontrar solo una pista importante por escena. Aunque no deberías darte demasiada prisa en abandonar una escena para pasar a la siguiente, muchos grupos cometen el error contrario, volviendo una y otra vez a los mismos lugares y testigos, esperando raspar algo mas de información de ellos. Si encuentras una pista que te lleva a algún lugar nuevo, ¡ve allí! Una vez en ese lugar, lo mas probable es que encuentres una nueva pista, que te guiara a otra nueva escena, con otra pista que te llevara a una tercera escena, etc. Los grupos infructuosos pasan continuamente por el mismo terreno. Los exitosos siguen un rastro, igual que en un juego infantil de buscar el tesoro.



Implícate personalmente

Una persona ordinaria podría ser reacia a salir e implicarse personalmente en investigaciones que serían manejadas mejor por los profesionales. Pero vosotros os habéis topado con un mundo de amenazas sobrenaturales en el que, hasta donde sabéis, no hay profesionales. Podéis sentiros cósmicamente mal preparados para enfrentaros a la amenaza que tenéis delante, pero sabéis que tampoco hay nadie mas preparado. Tan improbable como pueda parecer, debéis investiros con el manto de investigadores no oficiales.

Depended de vuestras Habilidades interpersonales para lograr acceso a situaciones que normalmente estarían cerradas para la gente normal. Inventad excusas falsas apropiadas si hace falta.

Hacer de buen ciudadano pasivo no os salvará. Tenéis que llevar la pelota al campo del enemigo, y abrir el oscuro vela de lo desconocido. Unos pocos momentos de reticencia son comprensibles y realistas. Alga mas que eso es ya aburrido. Aceptad vuestros nuevos y extraños papeles en la vida, y aprovechadlos al máximo.




Y ahora, amigo, ahora toca jugar al Rastro de Cthulhu y pasarlo lo más terroríficamente mejor posible, y tratad de no perder ni estabilidad ni cordura u os veréis internados en el Arkham Asylum con lo más florido del valle de Miskatonic.
Publicar un comentario en la entrada