miércoles, 20 de octubre de 2010

Urdiendo Planes

Si os habéis preguntado en qué ando metido últimamente para estar tanto tiempo sin actualizar el blog, espero que no penséis mal. No he pasado de todo y estoy todo el día viendo el fútbol americano, bueno, un poco sí. La razón de mi absentismo blogero no es otra sino la actividad rolera, por lo que sé que me sabréis perdonar.

Estoy inmerso en la mini campaña de “los vikingos” que mezcla Runequest y Cthulhu Dark Ages y que nos servirá para retomar plenamente el Runequest.

Estamos tratando de jugar lo más fielmente posible al Runequest, aunque he excluido la magia de esta campaña para que los que nunca han jugado no se vuelvan locos con las reglas y para que los veteranos se vayan adaptando despacito.

Gracias a esta nueva fiebre “revival”, mi colega Nerull me pidió la caja de “La isla de los grifos” junto con los PDF´s de los libros básicos y ha comenzado a prepararla como ya hizo en su día hace al menos 18 años, sólo que la madurez, tanto de edad como rolera, su visión es diferente y ahora ve un océano de posibilidades en este sandbox con forma de isla mítica.

Así que por fin se cumple el subtítulo de la foto de la isla de los grifos que hay en la sección “Crónicas Frikys”. Ahora mismo estamos eligiendo personajes y antes de que acabe el año empezaremos la campaña. Será un revival mítico.

En cuanto acabe la mini campaña de los vikingos estoy pensando en varias opciones. Retomar una vieja campaña de Ravenloft 1890, de la que jugamos dos partidas que estuvieron muy bien. Usaríamos la versión de Sword & Sorcery para la 3.0 de D&D, que funcionó bastante bien para estas dos aventuras anteriores. Lo interesante de esta ambientación es que se basa en un terror general, alejado de estereotipos, en una época gótica en la que cualquier mito, monstruo arquetípico o leyenda, encaja perfectamente.

La segunda opción que estaba barajando es la de dar una oportunidad a juegos amateur o indies que han ido llegando a mis manos. Tal vez un testeo de Haunted House, o jugar el “Lady blackbird” o bien el módulo de “Despertados”, de Three fourteen games, o alguno más que he ojeado.

Sea como sea, he iniciado una nueva época rolera, más comedida y con caras nuevas y viejos amigos, lo cual está muy bien teniendo en cuenta la sequía rolera y mi peregrinación por los desiertos del caos rolero, aunque esta peregrinación me ha dado la oportunidad de conocer gente nueva, que ha resultado muy maja, asociaciones de rol que promueven el rol allá donde les dejan y experiencias muy interesantes.

Lo que sí está claro es que me queda roleo para rato y no dudéis que seguiré comentando partidas, productos y diversas frikadas. Espero ponerme al día esta semana, que hay muchas noticias interesantes que quiero comentar a pesar de que apenas tengo tiempo.

Publicar un comentario