lunes, 13 de septiembre de 2010

Zombies; el juego de tablero

Los jugadores, incluída la fotógrafa, sólo uno llegará a tiempo al helipuerto.


Este domingo nos reunimos para hacer un asaderito y así homenajear a nuestro amigo Nerull que cumplía años. Como viene siendo tradición le regalamos su taza personalizada a nivel 20 de frikismo y además le regalamos 2 extensiones de Zombies, el juego de tablero y “Sí, padrino oscuro”, un juego de cartas que tenía muy buena pinta y que queríamos probar, basado en el “Sí, señor oscuro”, aunque la temática en plan gángster del anterior nos llamaba más y sobre todo era ideal para nuestro colega, muy afín a esta temática gángster.


Es curioso ver como se colocan los tiles y los vericuetos que se forman.


La semana pasada jugamos nuestra primera partida al “Zombies” y éramos sólo tres jugadores, las horas se pasaron volando y pasamos un rato muy entretenido, aunque fue algo en plan testeo y tutorial, y hubo reglas que no interpretamos bien o nos olvidamos de ellas. Ayer sin embargo, jugamos siete, y eso que el juego es para 2 a 6 jugadores, por lo que las chicas decidieron jugar en un único equipo, que a la postre, fueron los que ganaron.

En el juego, cada jugador maneja una figura que representa a una persona atrapada en una ciudad infestada de zombies y que debe llegar al helipuerto para poder escapar. Ya no sólo hay que preocuparse por los zombis sino por el resto de jugadores que tratará de llegar antes que tú y para ello harán todo lo que puedan para que te quedes alimentando a los zombies mientras ellos escapan.


Cada vez hay más zombies y parece no haber escapatoria, el helipuerto tarda en aparecer.

Cada jugador comienza la partida con su figura en la casilla de la plaza central, tres cartas de evento, tres contadores de vida y tres de bala.

Cada turno comienza con la colocación de un “Tile” de mapa, combatir contra zombies si hay alguno en tu casilla, robar cartas de evento hasta tener tres, lanzar un dado de seis caras para mover, resolver los combates que se planteen y luego tirar otro dado de seis caras, cuyo resultado representará el número de zombies que puedes mover al final de tu turno, eso sí, solo una casilla cada uno.

La colocación de los "tiles" es a voluntad y cada jugador puede ir variando el trazado de las calles o cerrarlas con la aparición de un edificio según le parezca. Hay "tiles " que representan edificios en los que se puede entrar y donde hay un número determinado de zombies, contadores de balas y de vida que se pueden recuperar, sin pasar nunca del másximo de tres de cada.

Finalmente la aparición del "Tile" del helipuerto es cuestión de suerte y cuadno aparece es posible que haya jugadores muy lejos de donde el jugador agraciado lo coloca. Es un compendio de estrategia, suerte y ganas de fastidiar al oponente. Lo tiene todo para ser un juego que no dejará frío a nadie.

Como podéis leer, la mecánica es bien sencilla, y el desarrollo de la partida muy entretenido y divertido. Lo mejor es ver las caras de tus colegas cuando usando las cartas de evento les fastidias los planes o haces que se vean rodeados de zombis hambrientos de carne fresca.

Para ganar una partida, sólo hace falta ser el primero en llegar al helipuerto o bien matar 25 zombies, lo cual no es nada fácil. Y un punto muy importante es fastidiar todo lo que puedas a tus compañeros, para que ellos no lleguen a cumplir su objetivo antes que tú.

Lo más interesante es que si un jugador se queda sin contadores de vida, regresa a la casilla central de la plaza perdiendo la mitad de los zombies que se haya pulido, y renovando todos sus contadores.


A pesar que el juego dice que se puede jugar en una hora, en las dos partidas jugadas no bajamos de las dos horas, auqneu es verdad que al estar empezando se tiene menos soltura y tal vez con varias partidas a la espalda la cosa se aligere un poco. Mi colega Nerull leyó en algún foro de Edge que era muy necesario comprar la bolsa con 100 zombies extra y la verdad es que no se equivocaron, durante el transcurso de la partida puede haber en tablero un número de zombies que casi constituye legión.


Asaderito y partida de Zombies¡¡¡¡ ¿Que más se puede pedir para disfrutar de las últimas tardes veraniegas?


El juego es sencillo, divertido y muy recomendable para pasar una tarde ociosa dedicados a matar zombies y fastidiar al resto de tus oponentes en el camino hacia la salvación en forma de helipuerto.

Por si os pica la curiosidad, Edge ha sacado hasta el momento 6 extensiones y tienen una pinta fabulosa, manteniendo el argumento original pero con adiciones interesantes en forma de nuevos "tiles", reglas adicionales y algún que otro zombie extra. En este caso le regalamos a nuestro colega la 5ª extensión llamada "fuga de cerebros" que se basa en la universidad y la 2ª "Ejercito zombie" donde los jugadores deberán buscar en una instalación militar el origen de la epidemia zombie y escapar con vida.

Publicar un comentario en la entrada