miércoles, 18 de agosto de 2010

Hablando de Dark Sun...








Parece que el destino se ríe de mi o me dice que no tome decisiones precipitadas sobre asuntos que llevan mucho tiempo en mi cabeza. Son estos momentos cuando me viene a la cabeza la tópica frase; "Cuando menos te lo esperas..." Pero no nos adelantemos, empecemos por el principio:

"Hace un par de semanas fui, con toda mi tribu, a casa de mi cuñado para almorzar, y así estrenar su nueva casa, a la cual , después de muchos problemas y retrasos, por fin se habia mudado. El caso es que poco después mandó a los de las mudanzas a casa de su madre para llevarse las toneladas de libros que aún tenía guardados en su habitación.

Otra semana después llamó a mi mujer para decirle que tenía una caja con libros infantiles para nuestros hijos y libros que tenia repetidos y alguna curiosidad literaria más. A todo esto, yo ya había anulado mi pedido a Amazon de Dark Sun 4E, y poco a poco se iba gestando la idea de abandonar la última edición en favor de sistemas más clásicos que nos habían hecho pasar tardes inolvidables.





Escribí mi último articulo, hasta la fecha porque pronto habrá más, de suplementos de AD&D centrados en Dark Sun, el de los reyes dragón. Y miré mi estantería donde guardo todo lo que me compré de Dark Sun con la intención de revivir una gran época y jugar una nueva campaña, y pensé que me tendría que conformar con terminar de leer varios suplementos que me quedan, como "El triángulo de Marfil" y poco a poco abandonar mi idea de jugar de nuevo.

Entonces, dos hechos confluyeron para decirme que el destino tenía otros planes, que tal vez las cosas no tenían por qué ser tan drásticas y que la vida te sorprende cuando piensas que ya no te queda más capacidad para sorprenderte. Amigos, nunca despreciéis el poder del destino¡¡¡






El primer acontecimiento llegó cuando abrí la caja que mi cuñado nos habia dado y entre algunas novelas interesantes y una colección de clásicos de la literatura en formato novela ilustrada encontré algo que pensé nunca tendría la oportunidad de leer; las tres primeras novelas de la serie Pentaprisma, del genial Troy Denning. El Zigurat de Kalak, la legión roja y la hechicera Sadira. Bien es verdad que faltan dos más, pero más vale eso que nada. Y siempre me quedará E-bay o alguna librería por ahí perdida que aún los tenga.






El segundo acontecimiento llegó cuando mi colega Bruendar, colaborador de este blog, me contó que esta semana había desempolvado sus libros de AD&D en español y que estaba pensando continuar la campaña de 4E que estaba llevando cabo pero con el viejo sistema (si, yo también pensé que era una locura). El hecho de que entre los dos tengamos todo este material nos pone en bandeja comenzar una campaña de Dark Sun, pero regresando al viejo, fiable y nostálgico sistema del AD&D."

Entonces me pregunto, ¿Teniéndolo todo que carajo estamos esperando para regresar a las ardientes arenas de Athas?

De momento, hoy he comenzado a leerme "el zigurat de Kalak" y no veáis como me he estremecido al terminar la primera página, tenía sed, calor y unas ganas terribles de ponerme tras la vieja pantalla del AD&D.
Publicar un comentario en la entrada