lunes, 5 de julio de 2010

Carne fresca





Nuestros prolíficos amigos de Three fourteen games vuelven a la carga, esta vez con un mini-juego de rol titulado "Carne fresca", un juego de rol basado en un apocalípsis zombi en el que los personajes, llamados "Víctimas", deberán sobrevivir a esta pandemia.



Como de bien nacidos es ser agradecidos, pues al recibir tan amablemente el pdf del juego, no me queda más remedio que leerlo y hacer una reseña en condiciones. Las primeras impresiones han sido muy buenas, con la excelente maquetación a la que nos tienen acostumbrados en todos su productos, y con una lectura clara y diáfana, hacen que este mini-juego sea muy sencillo de leer y fácil de preparar. El juego es gratuito y puede descargarse desde su página web. A cambio se puede hacer un donativo de 2,95€ para ayudar a la editorial a seguir con su prolífica trayectoria editorial y a que saquen más material gratuito.





El juego ha sido diseñado por Enrique Camino y tiene una extensión de 48 páginas con ilustraciones a color y blanco y negro. Presenta la ambientación y las reglas para desarrollar este mini-juego de rol y al final nos encontramos con una aventura introductoria, llamada "pesadilla en Midville", que nos servirá para poner en práctica todas las reglas y mecánicas aprendidas en el manual, algo que siempre remarco como un "must" en todo manual básico de reglas.




El primer apartado que nos encontramos se titula "Víctimas" y en él podemos encontrar todo lo necesario para hacer los pj´s del juego, con una mecánica muy simple y rápida, con cuatro características principales y 14 habilidades dependientes. Cada característica y habilidad tiene cinco niveles que van del; muy mala, mala, normal, buena y muy buena.




El segundo apartado titulado "Cómo abrir puertas (o echarlas abajo)" nos describe la mecánica del juego, con lo que nos permitirá interactuar en el mundo apocalíptico zombi. Para usar las habilidades se usan sólo dados de 6 caras y el sistema es por nivel de dificultad. Muy simple y directo. Se nos explica como enfrentar habilidades y el efecto del nivel de las habilidades sobre el éxito de las tiradas de habilidad.




A continuación tenemos "Matar zombis (A lo que vamos) en el que se nos explica la sencilla mecánica del combate a distancia, generalmente con armas de fuego, y el combate cuerpo a cuerpo. A distancia funciona con los niveles de dificultad, añadiendo bonus al daño dependiendo del nivel de éxito alcanzado en la tirada. Cuerpo a cuerpo funciona con tiradas enfrentadas, que ya se explicaba su funcionamiento en el apartado anterior.




El cuarto apartado titulado "¡Dolor!" nos explica el mecanismo de las heridas, usando también el sistema de éxitos con los dados de 6 modificados según tengamos la característica de físico. Con un 4+ en un dado de seis caras es un éxito, o lo que es lo mismo, una herida. El físico vale tanto para aumentar el daño producido por un arma cuerpo a cuerpo como para restar daño en caso de recibir un golpe. Las heridas se dividen en rasguño, herida leve, herida grave y moribundo. Cada dos puntos de daño se sube un nivel de herida.

Tenemos también el uso de la habilidad de primeros auxilios y sus efectos. Y finalmente el daño de las armas de cuerpo a cuerpo más comunes y las de fuego.




"¿Y sin son demasiados? (Reglas para correr)" es el quinto apartado y en él se nos habla de las persecuciones y el movimiento de los humanos y zombies por asalto. Breve y conciso.




El sexto apartado titulado "Estar rodeado de zombis me pone nervioso. (Reglas de tensión)" como buen juego de terror que se precie y sea mínimamente realista, la cordura y los ataques de pánico son básicos. En este apartado nos explican las reglas para usarlos en el juego y como influyen en los acontecimientos y en las habilidades de los pj´s. Se contempla incluso la pérdida del manejo del personaje si se alcanza el umbral de la crisis nerviosa, actuando irracionalmente, aunque se puede recuperar la calma si la situación que provocó la crisis nerviosa desaparece.




A continuación tenemos "Reglas opcionales (Más divertidas)" en las que nos encontramos con la siempre interesante, desde el punto de vista del que no le toca, de la mala suerte, que complicará seguro las situaciones en las que se vean envueltos los jugadores. Luego tenemos la opción de crítico, que se puede convertir en estrepitoso fracaso si no se consigue. Finalmente nos enfrentamos a la situación de la muerte de un pj y de cómo se puede dar otro nuevo sobre la marcha a ese jugador, siempre con la intención de fastidiar un pelí más al grupo, dándole la opción de coger a un niño, un anciano, un impedido o cualquier otra clase de personaje que fastidiará y entorpecerá al grupo.



En "Todas las cosas zombis" tenemos descritas las posibilidades de convertirse en un zombi por culpa del contagio y como desarrollarlo en la partida. Además tenemos la descripción del zombi básico y como podemos modificarlo, dependiendo de como enfoquemos la sesión y el estilo que más vaya con nuestro estilo.



El siguiente punto, "Reglas avanzadas (más completas)" nos habla de los disparos a localizaciones concretas, de otras fuentes de daño, como el fuego, asfixia y caídas, y también nos habla de accidentes en coche.


El escenario; "Pesadilla en Midville", además de familiarizarnos con las reglas y cómo plantear una situación que se convierta en aventura, nos da la posibilidad de jugar en cuanto nos hayamos leído el manual (en un suspiro) sin necesidad de preparar nada. Incluye cuatro personajes pregenerados listos para jugar


Para no fastidiaros la intriga, sólo os diré que está muy bien escrita por Luis Doña, a.k.a. Crómico. Cada personaje comienza sólo la aventura, en su casita de Midville y nos llevará desde el instituto de la ciudad hasta el desierto de Texas. Tiene mucha ambientación e intriga y como aventura inicial os aseguro que os enganchará definitivamente para convertir a este juego en uno de vuestros juegos zombis de rol favoritos.




Para completar este manual, tenemos unas tablas al final del libro y la hoja de personaje, muy currada, por cierto.




Opinión personal; Como siempre destaco el cariño y cuidado de nuestros amigos de Three Fourteen Games en todos sus productos. El sistema en sí es sencillo, intuitivo y muy dinámico, lo que nos permite rolear y pasar mucho miedo y tensión. La creación de personajes es más fácil que el mecanismo de un chupachups y eso nos ahorrará mucho tiempo que podremos invertir en jugar. Sencillo, simple y divertido. ¿Que más se puede pedir para jugar unas cuantas partidas de zombis en las ociosas tardes de verano?


Echádle un ojo, seguro que no os decepcionará y os entrarán muchas ganas de reventar unos cuantos zombies, pero desde lejos, que de cerca seguro no os atrevéis.
Publicar un comentario en la entrada