miércoles, 16 de junio de 2010

Regreso a los orígenes

Un clasico atemporal.


Es curioso como ocurren a veces las cosas. Si hace un año me hubieran dicho que todo mi universo rolero se iba a desmoronar y que pasaría una sequía rolera como nunca, y que además retomaría el rol con un grupo totalmente nuevo y jugando al "Señor de los Anillos", probablemente hubiera flipado y me hubiese reído en la cara del que me lo dijera.


Hace 21 años que no jugaba al "Señor de los Anillos". Recuerdo que tras las primeras partidas a la "Llamada de Cthulhu", el hermano de Nerull se compró el libro del "Señor de los Anillos", de JOC, y jugamos un par de sesiones. Luego, Nerull tomó el relevo del hermano, que prefirió seguir con "La llamada" ya que era menos complicado y le atraía más, y comenzamos una campaña enorme, llevando a nuestros pj´s a cotas muy elevadas, tanto que terminamos enfrentándonos a un Balrog y retirando a nuestros pj´s con todos los honores. Tras esto, Nerull cambió a Runequest y posteriormente al AD&D.


Años más tarde, en el club de rol, alguien nos invitó a jugar a "Rolemaster" y jugamos varias partidas. Ya nunca más repetimos. Y ahora, tras mucho tiempo, mucho rol y muchos sistemas, he vuelto a los orígenes.




El pasado jueves me reuní con los jugadores y el DM que asistieron a la partida-exhibición de "La llamada de Cthulhu", sólo que esta vez, uno de los jugadores se puso tras la pantalla para dirigir una aventura del "Señor de los Anillos". Se mantenían muchas cosas del sistema original, pero con reglas de la casa que hicieran el sistema un poco más dinámico y que los combates durasen no más de 3 o 4 asaltos. El sistema resultante era un híbrido entre el sistema del Runequest y del Señor de los Anillos, algo curioso y confuso al principio, pero muy funcional.



Algo que no hacía desde hace mucho y que no recordaba tan gratificante, era jugar con gente nueva, casi desconocidos. Nuestro hobbie es tan genial que la química entre nuevos jugadores es casi instantánea, en la mayoría de las ocasiones. Esta vez también lo fue.


En esta sesión participamos, 3 jugadores y el DM, pero llevabamos cuatro personajes. El Master llevó a un montaraz Dúnedain, que participaba en todo menos en la toma de decisiones. El resto jugamos con un elfo Sildar, un hobbit guerrero, y en mi caso, con un guerrero Rohirrim.


Por el honor de Rohan.



La dirección fue magnífica y el roleo de los jugadores, incluyendo al DM con su propio pj, estuvo sensacional, con grandes momentos dramáticos. Lo que más me gustó de la puesta en escena fue que el DM tenía una serie de fotos en el portatil de los lugares por los que explorabamos en busca de nuestro enemigo, desde el linde del bosque negro hasta la caverna donde se escondía. Aunque las fotos eran de lugares reales, estaban tan bien escogidas que verdaderamente logró transmitirnos el entorno de una manera muy vívida. Además de acompañar la partida con la BSO de "Gladiador", todo un lujo de acompañamiento.

El bosque de Rhovanion.

En cuanto a la trama, fue sencilla pero no simple, con una historia y una atmófera que me recordó a películas como "Ravenous" y "Beowulf". Los eventos que se describen en la trama tienen lugar dos años después de la muerte del dragón Smaug.

"Los personajes van a la ciudad de Esgaroth atraídos por las promesas de oro y aventuras, pero se topan con la triste realidad de que no hay tantas oportunidades como parecía y que la ciudad es una cloaca debido a la sobrepoblación. El senescal de la ciudad da un ultimátun a los visitantes, o se largan de la ciudad o se alistan como soldados de fortuna en la milicia de la ciudad. Muchos abandonan la ciudad so pena de cárcel y muerte, y unos pocos, entre ellos los personajes, se alistan en la milicia.

Al alistarse, se les informa que su destino es un pequeño bastión en el lindero sur de la región controlada por Esgaroth, entre el río Celduin y el bosque de Rhovanion. El viaje comienza bien, ya que van en una gran caravana de cientos de hombres que van a repartirse por las fortalezas y puestos de avanzada de la ciudad, pero a pocos días de llegar a su destino, son atacados durante la noche por tribus de hombres de este, que causan una terrible masacre y dispersan a los pocos supervivientes de la batalla. Los personajes comienzan a bajar por la ribera del Celduin en busca de su punto de destino. Al llegar al poblado, los guardias les dan la bienvenida como su relevo tras más de tres años de servicio y les ofrecen un banquete en su honor, en la sala común. Durante la noche, duermen en esa sala mientras que la milicia se retira a la torre del homenaje para hacer su última guardia.


Un chico del pueblo se cuela en la sala y les avisa de que corren peligro, les dice que todos los viajeros extranjeros son agasajados de esa manera y que luego los abandonan a su suerte frente a la criatura que cada luna llena visita el pueblo en busca de un sacrificio humano. Los personajes se muestran sorprendidos por tal afirmación pero antes de que sean capaces de reaccionar, un estruendo enorme acompaña al derribo de la puerta de la sala y hace acto de presencia una criatura gigantesca de casi 3 metros de alta, con cuchillas por garras y con la boca poblada de dientes afilados. Comienza una lucha encarnizada y por azar, el chico es apresado por el monstruo, que lo lleva hasta el pozo del pueblo y lo machaca contra sus piedras. Mientras la sangre impregna las piedras del pozo, un fulgor emana de él. El monstruo parece satisfecho por su fechoría e ignorando a los personajes huye hacia el bosque.


Al día siguiente, la situación se complica debido a que se enfrentan a los milicianos de la ciudad que casi le han servido como cena al horrible monstruo. La discusión se torna en pelea, y la pelea en masacre. Los milicianos perecen y el control del bastión pasa a manos de los personajes, que comienzan a investigar los extraños sucesos que ocurren aquí durante la luna llena. Tras muchas indagaciones, tensiones y un intento de bajar al pozo que se salda con un ataque de pánico por parte del Rohirrim (Sí, que vergüenza pasé), al final descubren que hace cinco años, una doncella del pueblo, muy interesada en los poderes oscuros, tuvo relaciones en el bosque con algún tipo de ente o criatura y se quedó embarazada. Las ancianas del pueblo tomaron una dolorosa decisión y empalaron a la joven y la sepultaron en el pozo (Una medida muy antihigiénica). Al poco, de eso hace cinco años, comenzó a aparecer esta criatura cada luna llena en busca de un sacrificio humano con el que impregnar de sangre el pozo. Todos supusieron que esta criatura era el padre del bebé nonato de la joven.

La caverna se tiñe de sangre al anochecer, la pesadilla toca a su fin.

Como la criatura huyó pero se fue herida de consideración, los personajes decidieron darle caza antes de que pudiera recuperarse y volver a por más sangre al pueblo. Con el montaraz guiando al grupo, se internan en el bosque de Rhovanion y tras un encuentro con una patrulla de orcos, la cual pasa muy cerca del grupo pero sin detectarlos, los personajes llegan hasta un gran lago, donde se pierde el rastro de sangre. Al otro lado de la ribera, en una escarpada pared de roca, ven que hay cavernas donde podría ocultarse la criatura. Con mucho esfuerzo y peligro, logran cruzar el lago y subir la pared de rocas, hasta la cima, donde descubren de nuevo el rastro que les lleva hasta una enorme gruta donde mora la bestia. La exploración de la caverna lleva a una enconada y mortal lucha contra la bestia que casi acaba con el grupo, pero que por pericia y por suerte, solo mata al Hobbit y deja muy malherido al Rohirrim, los que lucharon cuerpo a cuerpo con la bestia.

Tras librar de la maldición de la bestia al pueblo, la aventura concluye, dejando a los personajes supervivientes preparados para la próxima aventura."









La verdad es que quedé muy satisfecho de la sesión y me quedé con ganas de más. Espero que mañana jueves podamos continuar las aventuras de este peculiar grupo de personajes y que también se consolide este nuevo grupo de jugadores que se está formando, con otros jugadores que también están pendientes de incorporarse a nuestras partidas. Por ahora tengo muy buenas sensaciones y veo que la cosa pinta muy bien para decir adiós de manera definitiva a esta larga época de sequía rolera y sinsabores personales.



Me viene a la mente la frase de la canción de Macaco "Moving" cuando dice; "Volver al origen no es retroceder, quizá sea andar hacia el saber..."

Que cada cual saque sus propias conclusiones, mientras tanto, que rueden los dados.......
Publicar un comentario