jueves, 20 de mayo de 2010

Y al fin, jugamos con Rápido y Fácil RPG

Como prometí, aquí está el resumen de la partida que jugamos para probar el sistema de Rápido y Fácil, enmarcada en el arco argumental de la serie ci-fi Stargate SG-1.



Protagonistas
Realicé cuatro personajes en apenas un rato, y eso que me tomé mi tiempo para repasar las descripciones de las habilidades y poner los puntos de manera que enfatizaran las virtudes de cada uno de los miembros del grupo. Estos fueron el Mayor Andrew Glassner, el capitán / oficial científico Neil Barrett y el arqueólogo William Aston. El cuarto, el teniente Kenneth Mc’Murdock quedó sin jugador, dado que el cuarto jugador no pudo venir finalmente.
Usé para todos la hoja de pj para ambientaciones futuristas que se puede descargar en la web de RyF, muy efectiva al caso, aunque en la hoja del arqueólogo añadí la habilidad “arqueología”. Muy resumido, lo se, para lo que supone esta disciplina, pero muy efectivo para esta partida de prueba.

La trama
Usé para la ocasión la aventura Duelo en Damefoncee, demo que también se encuentra para descarga entre el material de RyF y que, con algunos retoques, como ya veremos, pude encajar en el ambiente de Stargate. Como ya he comentado, debido a la multi-ambientación de RyF, el sistema me parece el ideal para jugar en un entorno de las posibilidades de SG.

A través de la puerta

El recién formado SG-15 retoma la misión que comenzó el SG-2, que les llevará al planeta PX031145, también conocido como Aubis. El planeta mantiene una población regida por un sistema feudal, similar a la edad media de la Tierra. El Rey tiene el poder absoluto sobre la región, pero a su vez, la religión predominante mantiene un férreo sistema de control sobre la población a modo de inquisición, poder que le equipara con el real, si no lo supera.
El SG-2, tomando contacto con los miembros de la resistencia popular al despotismo reinante, se hace eco de la posible existencia de una antigua tecnología guardada en las mazmorras del castillo del Rey y la misión del SG-15 es contactar nuevamente con el líder de la resistencia, el cual les infiltrará en el castillo, para que le puedan echar un vistazo a esa tecnología.
Una vez allí, el grupo, que para no “contaminar” la sociedad del planeta, parte de incógnito, disfrazados como lugareños, y con tan solo sus comunicadores y el codificador del iris.


A partir de aquí, seguí con la aventura, tal y como venía expresada, pero improvisando mucho (para que engañarnos, añadiendo el 90% de lo jugado), con lo cual, me lo pasé teta como Dj, como no me lo había pasado en mucho tiempo, encorsetado en el hack & slash para D&D.

Ojo a continuación. Aunque muy modificada, quizá desvele cosas de la aventura que no deberías leer si vas a jugarla...

El grupo parte hacia la capital del Reino de Aubis, Damefoncee, y preguntando para llegar a la taberna de Baptiste, su contacto, observan como, los monjes de Shut’gar, la deidad de la secta que subyuga a los habitantes del reino, ejecutan a una plebeya, haciendo gala de lo parecen ser poderes sobrenaturales, lo cual intriga al SG-15.

Una vez ya en la taberna, se encuentran con la bellísima Patrice Baptiste, hermana de Jean, la cual les informa que, por desgracia, su hermano ha sido capturado por la guardia del rey y será ejecutado en tres días por traición. Jean le ha contado lo de sus contactos con los viajeros del chaapa’ai y les suplica, dado que la resistencia no tiene medios para organizar el rescate, que traten de liberarle. Interesados en entrar en las mazmorras para el objetivo de su investigación, aceptan la misión de liberarlo y así, estando allí, Jean les guíe hasta el lugar donde se custodia la misteriosa tecnología.

Patrice les pide que pasen la noche allí, ofreciéndoles una habitación secreta en la taberna, que usa la resistencia para sus reuniones (y donde podrán equiparse con espadas y dagas), y a la hora del cierre, presencian desde su escondite la irrupción en la escena del malvado Capitán de la Guardia Real, Dominique de Vileblanc. Este amenaza a Patrice con que, si no atiende a su cortejo, su hermano lo pasará mal en las mazmorras antes de ser ejecutado. Los exploradores prefieren seguir ocultos para no poner en peligro la misión y Patrice despacha como puede al capitán. Una vez solos, Patrice informa que por la mañana se pondrá en contacto con la resistencia para saber que opciones tienen para penetrar en el castillo y que bajo ningún concepto salgan de la taberna.

Sin embargo, el afán de investigación del SG-15 lleva a estos a explorar la ciudad y presenciar la misa semanal en la catedral de Damefoncee, donde son testigos del manejo por parte de los monjes de sus báculos mágicos, que identifican como una versión primitiva, pero efectiva, de mosquetes. Sorprendidos por el salto tecnológico que esto supone para la sociedad del planeta, entienden como los monjes han conseguido hacerse con tal poder. Observan además como la deidad conocida como Shut’gar está representada por una monolítica piedra que emana una gran radiación, dando como resultado que los monjes tengan un peculiar aspecto (guiño con los sacerdotes Ori, que los deja más mosqueados, si cabe).



Al salir de la misa, en la plaza de la catedral observan como unos monjes sobre una improvisada tarima exhiben a un ser, mitad hombre, mitad bestia e inculcan al pueblo que investigar y querer saber es malo y que este es el destino que le espera a aquellos que hacen muchas preguntas.
De vuelta a la taberna, Patrice les informa que ha conseguido que uno de los miembros de la resistencia más influyentes acepte verlos y deben recoger un salvoconducto e instrucciones de Julian, sirviente del noble Charles de Blatz. Podrán encontrarle en una taberna del barrio alto, donde el noble se reune con sus iguales para jugar a los dados.
El grupo se dirige disfrazado hacia la taberna, haciéndose pasar el arqueólogo Aston por noble y los otros dos como sirvientes. Una vez allí, consiguen hablar con Julian y este de pasada les explica que se ha conseguido una entrevista con la Duquesa Juliette de Mariemont, aristócrata que ha visto su poder mermado y conspira ahora contra el Rey junto a la resistencia y es la que tiene el poder para hacerles entrar en el castillo. Les comenta que les dejará un salvoconducto para que los guardias del Rey les dejen entrar en la mansión de la Duquesa, pero que lo entregará al salir, ya que su patrón le lleva una estrecha vigilancia. Cuando el intercambio va a producirse, Aston tropieza con Charles de Blatz y este le emplaza a un duelo de honor a la noche, junto a la catedral. Aston acepta el reto, pero sin intenciones de asistir.

Se dirigen directamente a entrevistarse con la Duquesa y allí esta les desvela la historia de cómo al morir en extrañas circunstancia el viejo Rey, su hijo, visiblemente cambiado y apoyado por el obispo Mordock y el nuevo poder de los clérigos de Shut’gar instauró un régimen en el que acaparaban todo el poder.

La Duquesa, disfrazándoles como sus sirvientes les introduce en el castillo y una vez allí, se infiltran en las mazmorras. Tras luchar con los carceleros, liberan a Jean y al resto de prisioneros, consiguiendo con esto último, el revuelo necesario para poder infiltrarse en las estancias secretas del Rey.
Allí, observan como la tecnología a la que se referían los rumores se trata de un sarcófago Goa’Uld. Shogun, un derrocado Señor del Sistema se ha instalado en el cuerpo del actual Rey, dándole a los clérigos los conocimientos de la pólvora y convirtiéndolos en sus Jaffas. Usa el meteorito para experimentar sobre los humanos, usando su misteriosa radiación para intentar crear un anfitrión más fuerte, de ahí la presencia de estos hombres-bestia.

Fallando el intento de observar la escena con el suficiente sigilo, los soldados salen en su persecución, lanzando también a una de estas terribles criaturas. Esta les intercepta en las alcantarillas y, tras un agónico combate, acaban con ella.
Una vez fuera, se refugian en el bosque, junto a los proscritos de la resistencia que les escoltan hasta el Stargate, listos para preparar su informe ante el general Hammond...



Para jugar al Rol...
... no hace falta más que ganas y un sistema para que no sea algo arbitrario.
Aunque ha hecho falta algo de tiempo, al final nos hemos dado cuenta de algo obvio, y que ya sabíamos: que que no hacen falta 5 manuales para que el juego sea bueno. Las reglas de Rápido y Fácil son simples pero efectivas y cumplieron con su objetivo.
Me quedo con el comentario de uno de los participantes, con el que me sentí identificado: "Con este sistema hemos jugado al Rol. Y hacía tiempo que solo mirábamos un tablero lleno de miniaturas".

A estas alturas, habrán podido constatar que la partida fué un éxito, el sistema fué probado y elogiado, y me es grato comentar que uno de ellos se ha propuesto seguir con el universo Stargate, amparado en el RyF.

Necesario el testeo para completar el análisis del juego, me reafirmo con lo escrito en el anterior artículo y animo a todos los que piensen probarlo a que lo hagan. Yo por mi parte he encontrado en RyF esa alternativa para jugar una partida esporádica, sin mucho esfuerzo para prepararla, más que lo que quiera complicar la trama. Y con esto, ya tengo tantas posibilidades como se me puedan ocurrir. ¿Quién da más?...
...Pues los creadores de este original sistema, que nos lo han regalado a todos los roleros.

Publicar un comentario en la entrada