martes, 25 de mayo de 2010

La trilogía de Julia Navarro

Hace mucho, tenía mi carnet de biblioteca que quedó amarillo del uso. y es que me encanta leer mucho y de todo, y antes, cuando el tiempo me pertenecía, leía como un cosaco. Después de la biblioteca pública, me pasé a la biblioteca de casa de mi mujer, donde mis suegros y mi cuñado tenían una colección de aupa, incrementada mensualmente por las adquisiciones de mi cuñado con novelas de ciencia ficción y fantasía, y por las de mis suegros, tanto del "Círculo de lectores" como por compras en librerías. Gracias a ellos me he leído todas las novelas de Michael Crichton y John Grisham, he descubierto grandes novelas como "Los pilares de la tierra" y "La sombra del viento" y he podido leerme todas las novelas del Capitán Alatriste.



De vez en cuando, cuando no tengo nada para leer, me pego un salto a su casa y eligo algo que me atraiga de la gran colección que tienen. Una de esas veces me topé con "La hermandad de la sábana santa" de Julia Navarro. Era su primera novela y fue por la época del "Código Da vinci", que no me he leído, o "El último merovingio",que por desgracia sí me leí. O sea, de las novelas de reliquias sagradas, misterios bíblicos y demás parafernalia. No me atrajo especialmente a primera vista, pero mis suegros me lo recomendaron y me dijeron que estaba muy bien, así que me decidí a darle una oportunidad.




La "Hermandad de la sábana santa" hizo que me convirtiese en fan de Julia Navarro (Madrid, 1953) y la novela me capturó no sólo por su trama, trepidante y bien construída, sino por la calidad literaria de la obra, y es que a veces buena historia y buen escritor no suelen ir de la mano.



Sinopsis:

Un incendio en la catedral de Turín, donde se venera la Sábana Santa, y la muerte en él de un hombre al que habían cortado la lengua, son los detonantes de una trepidante investigación policial del Departamento del Arte, capitaneado por el detective Marco Valoni. Junto a la perspicaz y atractiva historiadora Sofia Galloni y una periodista ávida de preguntas, el grupo de Valoni deberá resolver un enigma que arranca de los templarios y llega hasta la actualidad. Una trama que tiene como nexo de unión a una élite de hombres de negocios, cultos, refinados y muy poderosos. Los investigadores no cejarán en su empeño de demostrar que los sucesos de la catedral están conectados con la Sábana Santa y con las vicisitudes que ha vivido a lo largo de la historia, desde Jesucristo al antiguo imperio bizantino, la nueva Turquía, la Francia de Felipe el Hermoso, España, Portugal y Escocia.





Tiempo después, vi que en sus estanterías tenían la segunda novela de Julia Navarro, titulada "La Biblia de barro". Esta vez ni me lo pensé, directamente cogí este libro de 768 páginas, 240 páginas más que su antecesora, y me zambullí a la primera en otra historia que me atrapó de principio a fin. Después de la lectura de esta segunda novela, esperaba poder seguir leyendo otra novela de Julia Navarro, pero no había publicado ninguna más.


Sinopsis:

En Roma, un hombre se confiesa: «Padre, me acuso de que voy a matar a un hombre…». Al mismo tiempo Clara Tannenberg, una joven arqueóloga nieta de un poderoso hombre de oscuro pasado, anuncia en el transcurso de un congreso el descubrimiento de unas tablillas que, de ser auténticas, serían la prueba científica de la existencia del patriarca Abraham: se trata de la obra de un escriba que recogió el relato del profeta sobre la creación del mundo, la confusión de las lenguas en Babel y el Diluvio Universal. Una auténtica Biblia de Barro.Junto a un equipo de arqueólogos, poco antes del inicio de la última guerra del Golfo, Clara pondrá en marcha unas arriesgadas excavaciones que alientan a muchas personas a acabar con su vida y la de su abuelo: desde millonarios traficantes de arte hasta cuatro amigos que no desistirán hasta culminar una implacable venganza.




En el caso de esta segunda novela, me sorprendió no solo la trama sino la manera de narrarla y lo que se documenta para cada libro, cosa muy loable por parte de un escritor de ficción. La novela tiene detalles sólo pueden ser fruto de un trabajo de documentación previo, lo que da más realismo a la obra.





En enero de este año, tuve la suerte que mis suegros incorporasen a su biblioteca la edición de bolsillo de "La sangre de los inocentes" la tercera novela de Julia Navarro, de 784 páginas, aunque la edición lujo tiene sólo 600. Anoche terminé de leerla y por segundo día consecutivo volví a acostarme muy tarde perdiendo horas de sueño, pero es que el vertiginoso final tenía que leerlo seguido.


Me he quedado con una regusto dulzón en los labios después de leerla, y es que una vez más vuelve a engancharte con una historia compleja y con una trama absorbente. Y por supuesto con una calidad literaria excelente. Por supuesto, ya está preparando su cuarta novela, que seguro me leeré.


Sinopsis:

Soy espía y tengo miedo...Así empieza la crónica que escribe en el siglo XIII fray Julian sobre el cruel asedio a Montsegur y la lucha entre cátaros y católicos. Siglos después, en 1939, un medievalista agnóstico emprende un peligroso viaje por el Berlín nazi en busca de su esposa de origen judío. En la actualidad, un grupo de musulmanes radicales se inmola en Francfort dejando tras de sí un mensaje críptico que pone en estado de alerta al Centro Antiterrorista de la Unión Europea, cuyos agentes, con la ayuda de los servicios secretos del Vaticano, intentarán desvelar el enigma que une la intolerancia de la Inquisición, la sinrazón fascista y el integrismo islámico en una frase: Algún día alguien vengará la sangre de los inocentes. Un musulmán captado por una célula terrorista, un jesuita experto en herejías, un conde francés obsesionado por una dramática herencia familiar, un hombre misterioso –El Facilitador– que desde la sombra maneja los hilos del poder junto con una intrépida joven de los servicios antiterroristas protagonizan este apasionante libro sobre la venganza y la traición, con el violento conflicto entre Oriente y Occidente como telón de fondo.



A pesar de que las tres novelas comparten un elemento común denominador, que es la religión y sus reliquias, las novelas tratan temas muy diferentes entre sí, de mucha actualidad y que aglutinan diferentes aspectos dentro de una misma historia.


Actualmente, Julia Navarro se ha colocado entre los escritores españoles de más éxito en el mundo, una auténtica Best Seller, y no creo que por casualidad. Las novelas me han conmovido, me han enganchado a su trama y me han hecho sentir que he invertido mi tiempo en algo que merece la pena.


Obviamente no puedo sino recomendaros que leáis algunas de sus novelas, para mí, la favorita sería "La biblia de barro", pero si no estáis seguro de si os va a gustar y preferís no gastaros el dinero en algo desconocido, os recomiendo que echéis un vistazo su página web, donde podréis descargaros gratuitamente los primeros capítulos de cada novela y ver si os llama la atención, que seguro que lo harán.
Ya me contaréis.
Publicar un comentario