lunes, 12 de abril de 2010

Siguiendo los buenos consejos

¡Menudo fin de semana! y es que así no pueden ser los lunes de otra manera, largos y duros.




El finde comenzó antes de lo normal, con una celebración de un cumpleaños triple en el trabajo, con vino tinto, langostinos y jamoncito serrano, todo un adelanto de lo que iba a ser un gran viernes. Y es que cuando tienes hijos pequeños y tu suegra se quedan con ellos, en su casa, a dormir, para que tu puedas volver a saborear el disfrute de estar sin responsabilidades, es una caña.




Por segundo fin de semana consecutivo y sin que sirva de precedente nos fuimos al cine y aquí que seguí el primer consejo, el mío propio, y decidí que "Furia de Titanes" ya la vería en casa en Blu-ray y que pasaba de que me estafaran por un 3D más falso que una moneda de 20 euros. En su lugar vimos Ex-posados, la nueva comedia de Gerard Butler(que lejos le queda 300, ya que ahora está más bien fondón) y Jennifer Aniston(que usa y abusa de los rayos uva). No estuvo mal y pasamos un rato muy agradable, una comedia simpática para pasar el rato con la parienta, y sobre todo si, como a nosotros, nos sale gratis con los puntos Cinesa.







Justo antes de entrar en la sal de cine, me pegué un salto al Game del centro comercial, ya que me gusta echarle un ojo a los juegos de segunda mano por si hay alguno interesante a buen precio. Mi mujer, que me ayuda en esa tarea, me enseñó un juego que tenía una pinta muy interesante y del que no tenía ni idea. Su precio, 8,95 € lo hacían si cabe más atractivo. El juego en cuestión es "Fallout 3" y tras jugar a él durante el fin de semana, perdiendo algunas horas de sueño, me quedé flipado con su estética, su calidad y la historia, muy rolera que presenta el juego. Verdaderamente creo que ha sido una de las mejores compras de lo que va de 2010.


Imaginaba que el juego tenía su tiempo, pero ni idea que había salido a finales del 2008. Y más me sorprendió saber que tuvo excelentes críticas y que en otoño de este año sale una nueva expansión llamada "Fallout: New Vegas". Lo mejor de empezar de cero con estos juegos es que tienes mogollón de información por si te quedas en un momento dado perdido y muchos consejos de gente que ya lo ha jugado. Su página web está muy chula y plagada de muchas ayudas.


Junto con este juego me pillé el "Medal of honor; Airborne" por 12 € y justo cuando iba a pagar recordé el consejo de Avatar (El opinómetro) y decidí preguntarle al encargado de la tienda cuanto me darían por mi Assasin´s creed II que ya había completado. 31 € en un vale fue su respuesta, lo que me hizo plantearme que tenía unos 5 juegos, no muy viejos que seguramente serían tan rentables como el Assasin´s.


Lo bueno de jugar a videojuegos pero no ser un super gamer de "me pillo todo lo nuevo" es que puedes esperar un poco y jugar por muy poco dinero, y si encima te regalan juegos y en cuanto los terminas los vendes, pues más juegos para la estantería. En mi caso, cuando un juego con historia está acabado, veo absurdo mantenerlo, ya que muy difícilmente volveré a jugar a él, y más con todos los nuevos juegos que van saliendo regularmente.


Tengo amigos con más espíritu coleccionista que yo, pero sinceramente, con los precios de los juegos, me parece un vicio caro el comprarlos según salen. No tengo prisa por jugar a ellos y cuando los tengo los disfruto como si fueran novedades, como me ha pasado con este cojonudísimo Fallout 3.






La velada concluyó con una cena en la playa de las canteras, todo un lujo para una ciudad como Las Palmas, en un restaurante libanés, donde nos pusimos las botas con el falafel, el humus y el shoarma.


Del sábado no os comento nada para no herir sensibilidades de unos y alentar a los otros, me sigo quedando con mis queridos New Orleans Saints, campeones de la Superbowl 44. Aunque sí que vi el partido y lo disfruté.





La culminación del fin de semana llegó el domingo por la mañana cuando me tocó planchar la ropa de los peques del cole y de salir, que tienen una tonelada. Pero lo bueno de planchar es que la tabla de planchar la tenemos en la buhardilla junto a la mesa de ordenador, por loq ue el que sube a planchar aprovecha para ver una de sus series o una peli.


En este caso al echar un ojo en el disco duro vi que mi mujer , siguiendo mis indicaciones, que a su vez fueron el fruto del consejo de "El fantasma de las navidades pasadas" que en su blog analizaba y recomendaba la serie "Spartacus; Blood & Sand", tenía los dos primeros episodios de la serie.


Ni que decir que vi los dos episodios y lo planché todo con mucho gusto. La serie es una pasada, con una estética muy próxima a "300" y con una violencia y sexo sin censura. Aunque muchos especulaban con que uno de los alicientes de la serie era poder ver a "Xena; la princesa guerrera" en bolas, la verdad que los desnudos femeninos y escenas de sexo la eclipsaron, aunque bueno, algo de morbo si que da.(todo un icono sexual en su momento).


Sin embargo la serie va más allá de esto y por lo que he visto, va desgranando esta épica historia, despacio, recreándose en los personajes, sus motivaciones y mostrando una crudeza que convierte el clásico de Stanley Kubrick en algo ñoño.


Creo que la voy a seguir con gusto y para aquellos que aún no la conozcan, os la recomiendo fervientemente, como hizo "El fantasma de las navidades pasadas" en su blog.
A veces, unos cuantos consejos pueden llevarte a descubrir cosas excelentes, por lo que os aconsejo, del mismo modo, que de vez en cuando sigáis los consejos que los amigos nos dan con todo su cariño y buen fe, como los que me da mi buen amigo Bruendar. Seguro que merecen la pena.
Publicar un comentario