lunes, 26 de abril de 2010

One nigth Stand


Más de una vez me encontrado en la tesitura de jugar a rol sin uno de mis jugadores habituales. El problema radica en que al ser, casi siempre, parte de una campaña, este jugador tiene la más que probable posibilidad de quedarse descolgado o de perder interés en la misma si repite falta de asistencia.


Normalmente estas faltas de asistencia son justificadas y bueno, todos tenemos una vida y el rol es sólo nuestro hobby. Otras veces, esas faltas de asistencia son voluntarias y pueden deberse, normalmente, a la aparición de un plan mejor. En este segundo caso, en nuestro grupo, aceptamos que todos somos mayorcitos y que podemos tener vida más allá del rol y que eso no tiene que afectar al resto del grupo. Eventualmente todos hemos pasado por una tesitura similar. En estos casos se continua jugando y no pasa nada.


Sin embargo, en el primer caso, y es lo que me lleva a escribir esta entrada, se nos presenta una inmejorable situación para hacer un One nigth stand, lo que en mi grupo llamamos RGA (Rol Gay Alternativo, una coña inexplicable en breves palabras), o lo que es lo mismo, una partida de una sola noche.


Todos los sistemas de juego se prestan a esto, pero personalmente muy pocos son ideales para esta tarea.

Lo primero que hace falta es un DM voluntarioso, ágil y rápido de mente, ya que los planes se suelen fastidiar a pocos días de la quedada. El resto consiste en buena actitud por parte de todos y ganas de pasarlo bien.





En mi caso "la llamada de Cthulhu" es el juego por excelencia para un One nigth stand, y es que desde hace mucho, no hemos hecho otra cosa sino que jugar a campañas de D&D, con la excepción de la magnífica "Horror en el Orient Express", por lo que emplear nuestra noche sin campaña en una partida corta de D&D era excesivo.


La suerte de "la llamada de Cthulhu", aunque cualquier otro puede valer, es la versatilidad del entorno y la mortalidad latente de los personajes. Puedes hacer partidas basadas en películas de terror, del tipo "Viernes 13" o "la matanza de texas", donde los primigenios brillen por su ausencia. También puedes enfocarte hacia el terreno de los Mitos y hacer una sesión más del género.

Las últimas que recuerdo, por el buen rato que pasamos y por la ruptura de la monotonía, fueron dos que dirigí yo mismo y otra mi querido amigo Bruendar. La primera de ellas era el módulo de "las colinas salvajes" perteneciente al libro "Secretos de Arkham", al más puro estilo "la matanza de texas". La segunda fue una ambientada en Nueva Orleans y comentada en este blog.


Bruendar preparó una partida, pero adaptándola a su peculiar estilo. En este caso la aventura fue extraída de "Las sombras de Yog-Sothoth". Al final del libro viene un pequeño módulo llamado "La casa Boucher", que nuestro amigo Bruendar situó en la Gran Guerra y modificó ligeramente para que encajara con el entorno. Los pj´s eran soldados alemanes que tenían la misión de averiguar el paradero de un pelotón que había salido de patrulla y no había regresado. La verdad que es una de las mejores aventuras de Cthulhu que recuerdo haber jugado en años y lo pasamos francamente bien, borrando de un plumazo el stress de jugar la campaña del D&D.




En otra ocasión recuerdo haber cambiado el Cthulhu por el Runequest, con la intención de que llegase a convertirse en una campaña, pero al final solo jugamos 2 partidas en dos años, lo que la relegó al universo RGA de las One nigth stand.


Creo que en la variedad está el gusto y jugar a algo diferente a lo habitual, aunque sea por una sola noche nos ayuda a despejar la mente, a pasar un buen rato sin preocuparnos de la suerte o la experiencia del pj y así concentrarnos en la interpretación.


H.P. Lovecraft, de su mente salió esta dulce pesadilla que tantas noches de rol nos ha dado.



Sé que hay muchos otros, pero para mi, "la llamada de Cthulhu" tiene muchos suplementos cargados de aventuras ideales para una sola sesión, que incluso se pueden adaptar, con enorme facilidad a nuestro particular estilo o bien cambiar de época o entorno.




Os recomiendo que probéis el hacer un parón de vez en cuando en vuestras campañas habituales para jugar una One nigth stand a un sistema nuevo o que haga tiempo que no jugáis, y así desconectar un poco y llenar vuestra atmósfera rolera de nuevos aires.
Publicar un comentario en la entrada