martes, 16 de marzo de 2010

Taladas, el otro lado de la Dragonlance


Durante la época dorada del rol, en mi particular universo, cuando ediciones Zinco publicaba AD&D a tope, recuerdo que editaron una de las cajas más curiosas y enigmáticas de aquella época. "Tiempo de Dragón" y como subtítulo rezaba; "Explora los continentes perdidos de Krynn". En aquel momento, mi colega Nerull tenía la caja "Relatos de la lanza" y ya había arbitrado el primer libro de los módulos en los que se basaban las Crónicas de la dragonlance, era el Classics Volume I.





Por lo que buscaba un set de campaña en el que poder desarrollar mi propia campaña de AD&D, con un entorno interesante pero que me permitiera crear una historia épica. Cuando abrí por primera vez esta caja (Como echo de menos estas cajas maravillosas) descubrí que venía repleta de material, muy novedoso, variado y sobre todo muy evocador, ya que de inmediato me metí de lleno en este nuevo continente de Krynn, que casi podía ser un mundo alternativo alejado de Ansalón, el continente donde se producía la "Guerra de la lanza". Ahora que vuelvo la vista atrás, si cojes esta caja y te olvidas de la Dragonlance, puedes hacer una campaña basandote en este continente y eliminando cualquier referencia a la Dragonlance.




La caja contenía dos libros, una serie de 24 cartulinas a color, y cuatro mapas. El primer libro de 128 páginas era la guía de Taladas, donde se hablaba del continente, las sociedades que lo habitaban, las razas, los dioses, su geografía y política, y los monstruos que lo habitaban. el segundo libro era el de reglas de Taladas, donde se hablaba de las nuevas razas, clases de personajes y las estadísticas de los monstruos autóctonos del continente.




Las cartulinas venían a color por una cara, y en blanco y negro por la otra. Contenían ilustraciones de las razas y pueblos de Taladas, de los barrios de la capital de la Liga de los minotauros, Kristophan. Habia mapas de las fortalezas de los gnomos y de la mítica tumba del Gran Rey.

Los mapas se componían de; dos mapas del continente divididos en zona este y zona oeste. Un mapa del territorio de la liga de los minotauros y un mapa de la gran urbe de Kristophan.
Una auténtica preciosidad de caja y con unas posibilidades tremendas, por lo que comencé una campaña que trataba que fuese épica, aunque al final sólo llegamos a tener pj´s de nivel 14 y no llegamos al final que tenía proyectado para la campaña, que no era otro sino descubrir y explorar la tumba del Gran rey, un acontecimiento que cambiaría la faz de este continente para siempre, con el resurgir de una de las antiguas culturas, los Aurim, que fue barrida de la faz del continente tras el cataclismo.
Como en la campaña de 4E de Punjar, traté hacer una serie de personajes principales que de algún modo se convirtieran en personajes muy poderosos y en leyendas vivas de su continente. Todos con un historial muy marcado y que con el tiempo se descubriese que ese historial era parte de su destino, el cual habia sido escrito mucho tiempo antes de que nacieran. Uno de ellos, era, sin saberlo, uno de los descendientes del Gran Rey de Aurim, que poco a poco iría descubriendo su destino y la historia perdida de su estirpe.
Junto con la caja de "Tiempo de Dragón" se tradujeron dos suplementos más; "Taladas; los minotauros" y "Nuevos comienzos". En inglés se publicaron una serie de tres módulos basados en este continente y en los dragones neutrales al conflicto de Ansalón; "Dragon Dawn", "Dragon Knigth" y "Dragon´s Rest".
Menos los módulos, el resto de suplementos me los he leído y he de reconocer que tienen un gran nivel y desarrollan un mundo único, que aunque se empeñan en mezclar con la saga Dragonlance, la verdad es que tiene vida propia y una personalidad tan marcada que difícilmente encaja con el concepto que tenemos de la saga Dragonlance por las novelas y la aventura de la que nació la saga.
Con muy poco trabajo por parte del DM, este set de campaña se puede adaptar perfectamente para la 4E, ya que las nuevas razas se pueden integrar perfectamente en el continente de Taladas y sustituyendo incluso la raza de los kenders por la de los halfings.
Si estás buscando un set de campaña único, con un estupendo potencial para desarrollar una campaña de tu propio cuño, te recomendaría fervientemente esta caja de "Tiempo de Dragón", estoy seguro que te fascinará igual que lo hizo conmigo. En futuros artículos trataré de ir desgranando este estupendo set de campaña, que para mi puede considerarse a la altura de cualquiera de los que publicó TSR en su día y que aunque por decisión de los diseñadores o de la propia compañía, se incluyó en Dragonlance, para completar el mundo, creo sinceramente que podría ser independiente.
Y por supuesto os relataré como diseñé la campaña de "la tumba del Gran Rey" por si necesitáis inspiración para comenzar una campaña en Taladas que alcance el nivel épico, tanto en narración como en desarrollo de los personajes jugadores.
Publicar un comentario en la entrada