viernes, 22 de enero de 2010

Skill Challenge para D&D 4E





En la Guía del Dungeon Master, en particular en el capítulo 5, se centran en desarrollar los encuentros sin combate y en particular tres tipos de situaciones; Skill Challenge, Puzzles y Traps and Hazards.





Me voy a centrar en las Skill Challenge (Desafio de habilidad) que son las que más controversia han generado en cuantos conozco que estan jugando a la 4E. Las sill challenge vienen dadas por situaciones en las que se requiere un chequeo de habilidad para superar un determinado encuentro en el que las condiciones van cambiando.











Me parece una gran idea que todos los desafíos que se presenten en una aventura, que no sean de combate, y necesiten del éxito en el empleo de las habilidades de los personajes se desarrollen de forma en la que sea necesario un número de éxitos que superen a un número determinado de fracasos. Y dentro de este número necesario de éxitos que además sean de habilidades diferentes. Y que proporcionen además puntos de experiencia si se superan me parece muy positivo.




Al comienzo del capítulo explican como crear un skill challenge en cinco pasos;




  1. Objetivo y contexto; Hay que definir lo que se conseguirá si se supera y el contexto en el que se desarrolla.





  2. Nivel y complejidad; En este punto se usa una tabla para medir la complejidad de la prueba y se cuantifica del 1 al 5, cuanto mayor sea, más éxitos hará falta para resolverla. Además nos remite a la tabla de Clase de Dificultad de la página 42 para establecer la clase de dificultad de las habilidades que se deban usar en la prueba. Obviamente, cuanto mayor sea la complejidad de la prueba más puntos de experiencia ganarán por superarla.





  3. Habilidades; Aquí se habla de las habilidades que se deben usar para las pruebas y se recomienda una mezcla de habilidades de interacción, de conocimientos y físicas, que abarquen lo necesario para superar la prueba de habilidad.





  4. Otras condiciones; Es posible que otras condiciones afecten a la prueba y en este punto se divaga acerca de otras condiciones especiales o incluso el uso de rituales o poderes Utility. Algo lógico el añadir condiciones especiales para que así estas pruebas no resulten siempre las mismas.





  5. Consecuencias; Finalmente nos encontramos ante el resultado final de la prueba de habilidad, tanto si es un éxito como un fracaso se trata de que definamos las posibles consecuencias, los puntos de experiencia que se ganarán y la posibilidad de incluir una de las parcelas de tesoro como resultado adicional a la prueba.





La diferencia entre una skill challenge y un chequeo de habilidad es simple, usamos el chequeo de habilidad para una situación que necesite de un simple éxito en una habilidad para superar un obstáculo, mientras que la skill challenge necesita de varios éxitos de diferentes habilidades para superar una situación.


También se habla de añadir una skill challenge a un encuentro de combate para darle un punto más de diversidad y emoción. El ejemplo habla de poner tres criaturas de un determinado nivel y una trampa que requiera un skill challenge para desactivarla, así mientras parte del grupo se enfrenta a las criaturas el resto trata de desactivar la trampa antes de que sea demasiado tarde.





Más adelante se explica como presentar y conducir un skill challenge, algo básico para que la consecución del mismo sea amena, forme parte de la historia de forma lógica y represente un desafío para el grupo. Además habla de la posibilidad de hacer chequeos de forma grupal, haciendo que uno sea el portavoz y que el resto le confiera un bonificador de +2 si logran sacar 10 o más en el D20. Algo muy similar a lo que ya ocurría en la anterior edición. Del mismo modo se aconseja informar a los jugadores de las condiciones del skill challenge para que tengan toda la información posible que les ayude a visualizar la prueba y considerar todas sus opciones. Por supuesto hay un apartado en el que se anima a recompensar las ideas inteligentes que los jugadores tengan y ayuden a resolver la prueba.



Finalmente aparecen varios ejemplos de skill challenge, algunos están bastante bien y otros no tanto. Personalmente me encantó el de Urban Chase (Persecución urbana) que usé en mi campaña de Punjar.




Personalmente opino que estos skill challenge están muy bien, ya que hacen que por fin las habilidades de los personajes sean más útiles de lo que eran en anteriores ediciones. En un sistema tan enfocado a la táctica, estos skill challenge parecen encajar a la perfección. Por un lado me parecen muy útiles para que los encuentros de una aventura no sean sólo de combate y si además los introduces en ellos, harán que estos sean más originales y emocionantes.


El que los desarrollaran en esta edición por fin hacen que las habilidades sean de verdad importantes, no como en ediciones anteriores. Hasta merece la pena invertir dotes en habilidades, algo casi impensable en la 3.5 ed.

Sin embargo, el único punto negativo que le veo es que hayan querido resolver situaciones de rol con un skill challenge. En el manual hay tres ejemplos de meter un skill challenge en una situación que debería ser totalmente roleada.




El primero es una audiencia con el duque en el que se le debe convencer para que movilice sus tropas frente a la amenaza goblin. Dentro de esta situación roleada me parece bien que se usen ciertas tiradas de habilidad para determinadas cosas, pero que el éxito del encuentro dependa de los éxitos con una tirada de dado y no con el roleo de los jugadores me parece una de las peores cosas que han tratado de imponer en este nuevo sistema.


En este ejemplo de Skill challenge se ve claramente como los jugadores rolean la situación a lo que le acompañan tiradas de habilidad. En el ejemplo, el roleo de los jugadores es excelente y como DM eso sólo me bastaría para dar el encuentro por resuelto. ¿Pero qué pasa si a pesar de su buen roleo se fallan las tiradas y se fracasa en encuentro? Me parece sinceramente muy frustrante para los jugadores y que finalmente les conduzca a dejar de rolear y limitarse a tirar los dados.


Acepto que para grupos de jugadores que no son muy interpretativos se usen estos skill challenge, pero no es lo ideal, ya que entonces esto se convertiría en otra cosa distinta a un juego de rol, un extraño híbrido.


Aconsejo que se usen las tiradas de habilidad en encuentros roleados, porque pueden ser útiles interpretativamente, pero no que esas tiradas definan el éxito o fracaso de un roleo con pnj´s importantes.


Dejando de lado el roleo vs tiradas de dados, opino que los Skill challenge son una parte muy importante de este sistema y que representan una ventaja a la hora de combinar encuentros de combate y no de combate y así desarrollar una aventura más dinámica, variada y repleta de matices.

Publicar un comentario