martes, 19 de enero de 2010

Horror en el Orient Express 8ª parte; Venecia



Este escenario inagura el libro 3 de la campaña y el segundo de los escenarios titulado "Italia y más allá" donde los investigadores harán paradas en Venecia, Trieste, Zagreb y Belgrado.


Esta fue la última sesión en la que usé las ayudas sonoras para ambientar la partida. ¿Por qué? bueno, simplemente por falta de tiempo. A veces por falta de ganas, pero la mayoría fue porque entre el trabajo de preparar las sesiones y algunas ayudas por el foro, literalmente no tenía tiempo de seguir currándome los efectos sonoros. También es verdad que el grado de implicación de los jugadores era tan alto que con poner música ambiental de fondo me pareció suficiente. Eso sí, si hubiese dispuesto de más tiempo libre seguro hubiera currado un poco más los efectos sonoros del resto de la campaña.




Este escenario, titulado "Muerte (y amor) en una góndola", está escrito por Penelope Love y sinceramente me pareció uno de los mejor construídos de toda la campaña, con una trama alternativa muy lograda y que puede jugarse de forma independiente o bien pasar de ella absolutamente y no influir para nada en la trama principal, que por cierto está muy bien, de las mejores en cuanto al simulacro de Sedefkar y Fenalik se refiere.


Al principio del módulo viene una pequeña anotación titulada, "consideraciones del escenario" en la que la autora comenta que este capítulo de la campaña consiste en dos aventuras independientes, inconexas y que tienen lugar simultáneamente.

Cito; "[Amor] y [Muerte] se entremezclan desde el principio, pero para desgracia de los optimistas, tanto si el amor verdadero triunfa como si no, la muerte suele ser quien concluya el capítulo de Venecia"

Realmente toda una declaración de intenciones...


El escenario está estructurado de manera temporal y la aventura se desarrolla en el plazo de cinco días, en los que se describen los acontecimientos ajenos a los investigadores y que les afectarán de un modo u otro, tanto si siguen las dos tramas o bien se dedican a buscar el simulacro. Obviamente, el periodo de cinco dias es más creíble si se involucran en la trama alternativa que se propone.


La trama de "Amor" es bastante simple, una bella chica está atrapada en un conflicto por culpa de sus dos pretendientes, un joven del que está enamorada, pero que su padre no acepta y otro pretendiente que es un jefecillo local de los fascistas y que casi la fuerza a casarse con él. Una trama muy bien construída y que da mucho juego a la hora de dirigir este escenario. Un problema mundano con el que se puede lidiar, aunque no exento de peligro.


En nuestro caso, el grupo me sorprendió y más aún el jugador que llevaba al agente del FBI, que había estado involucrado emocionalmente en el asunto de la Cavollaro, ya que fue el primero en lanzarse a prestar ayuda a la damisela en apuros y a tratar de ayudarla por cualquier medio.
Con respecto a la trama del simulacro, los investigadores venían con los deberes hechos y sabían que su contacto en la ciudad era Alvise de Gremanci, según les había referido el difunto profesor Smith; "Los soldados de Napoleón se llevaron una pieza a Venecia cuando invadieron dicha ciudad. Fue vendida a un tal Alvise de Gremanci".
Estuvieron investigando concienzudamente y averiguaron que existía la fabrica de muñecas Gremanci y que eran herederos del tal Alvise que había poseído la pierna del simulacro. Entablaron una buena relación con Sebastiano Gremanci y este les permitió revisar sus viejos archivos.
Entretanto, Fenalik el vampiro, que sigue al grupo desde París, se imbuye por la atmósfera melancólica de Venecia y siembra el terror por las calles de la ciudad durante las noches que el grupo permanece en la ciudad, lo que hace que esta se vuelva hostil y caótica por momentos.
En cuanto a la trama de "Amor" el grupo finalmente logra salvar a la bella María de las garras de su fascista pretendiente, auqnue la forma de hacerlo me dejó totalmente sorprendido. Atraparon a Alberto Rossini, el fascista, y prepararon un círculo en la casa de María donde escenificaron un hechizo, de los que conocía el profesor Jennings, lo que hizo que éste se desmayara y nunca más tratase de buscar a María o al grupo de investigadores. Una curiosa y original resolución de la trama.
Finalmente, las pesquisas en el archivo Gremanci les conduce hasta el palacio Rezzoniani, más concretamente a su torre del reloj, donde unos autómatas dan las horas y que ocultan entre sus figuras la pierna del simulacro. Aquí alcanzamos el climax de la aventura, ya que la exploración de la torre del reloj se vuelve siniestra y terrorífica. Fenalik aparece cuando descubren la pierna en una de las figuras, una breve visión del horror, que desaparece al instante dejando a los investigadores solos con los autómatas de la torre, que de repente, cobran vida cuando se hacen con la pierna del simulacro.
Una resolución siniestra y casi mortal para el grupo, que logró escapar por los pelos, cuando los autómatas salieron de sus soportes e intentaron acabar con los intrusos.
En definitiva, un escenario plagado de buenas escenas, con dos tramas muy bien construídas y que se pueden enlazar perfectamente. De lo mejorcito de la campaña. Una verdadera pena que este fuera el único escenario de esta escritora, que seguro hubiera elevado el nivel de calidad de la campaña con otro escenario de su puño y letra.
Finalmente el grupo escapa de Venecia con otra parte del simulacro y con destino a Trieste, última parada italiana de la ruta.
Publicar un comentario en la entrada