miércoles, 20 de mayo de 2009

La estrategia de Wizard para D&D



Desde Junio del 2008 cuando la 4ª edición de Dungeons & Dragons comenzó su andadura editorial, creo que pocos hemos sido conscientes de que la gran y fagocitaria máquina de producción de WOTC se puso en marcha devorando todo a su paso a base de lanzar toneladas de material en un tiempo récord. Personalmente creo que a menos que uno sea fan exclusivo de D&D y sólo lea eso, dudo mucho que el nivel de lanzamiento de libros sea razonable, y más si tenemos en cuenta que los manuales hay que leerselos varias veces para llegar a dominar bien las reglas del juego (Loados aquellos que con una sola lectura comprensiva sean capaces de dominarlo sin fisuras)



Sólo contando desde junio hasta principios de este mes (10 meses) se han editado 10 libros de reglas;
  • manual del jugador x
  • guía del DM x
  • manual de monstruos
  • adventurer´s vault x
  • martial power x
  • open grave x
  • draconomicón; dragones cromáticos
  • manual de los planos (en lectura)
  • manual del jugador 2 x
  • arcane power

Y lo que está por llegar es más de lo mismo, un libro básico por mes, excepto junio que publican de todo menos un libro básico de reglas, que es sustituído por "La guía del jugador de Eberron"

Como podréis comprobar no he puesto ni los módulos, ni accesorios como la pantalla del DM o los packs de miniaturas o los Dungeon Tiles, que por supuesto entran dentro de la producción del gigante WOTC.


A este ritmo de lectura y si encima te dedicas a leer y arbitrar los módulos, pues imagina que tu vida se reduce a estar vegetando tras las páginas de los suplementos WOTCianos durante el año.

Entiendo que la estrategia comercial sea la de inundar el mercado con sus productos y forzar a los seguidores más o menos acérrimos a comprar todo lo que tenga la etiqueta D&D, pero creo que ya me estoy saturando, es un ritmo infernal para los que somos frikys pero no tan exclusivos, ya que el leerte todos estos suplementos te impide leer novelas, otros juegos o incluso jugar los de D&D.

Al principio, en Julio, cuando nos llegaron nuestros primeros ejemplares de los manuales básicos, cogí esta nueva edición con avidez, ya que apenas había jugado nada de la 3.5 y ahora, casi un año después me encuentro un pelín saturado y agobiado de tanto libro de D&D y tan poco tiempo para poder leerlos. Mi querido amigo Bruendar diría que con los tres manuales básicos podrías estar años jugando, y algo de razón no le falta.



Es por todo esto por lo que no puedo entender la estrategia de suprimir, o en algunos casos de reducir a su mínima expresión entornos de campaña que antes habían tenido tanta aceptación, como Forgotten Realms, Dragonlance o Ravenloft. Una de las razones para este cambio de estrategia, supongo, es que si todo el mundo juega a lo mismo, todos comprarán lo mismo, y así lo genérico es lo más rentable.
Sin embargo, para aplacar las críticas de los fans y darles algo que echarse a la boca, han sacado y este año también sacarán el manual del jugador y la guía del DM de los entornos de campaña que más ventas han tenido estos últimos años, Forgotten y Eberron, además de una aventura para iniciar una campaña en esos entornos.



¿Que pasará con el resto de entornos de campaña que en su día desarrollaron los de TSR? Sigue siendo una incógnita, aunque el hacer tres libros para estos entornos a ritmo de entorno por año no creo que se vayan a deslomar de trabajo ni a perder cuota de mercado, todo lo contrario. Pero la secreta esperanza de muchos es que al menos con esta edición rescaten entornos como Dragonlance o Dark sun y por supuesto mi querido Ravenloft, del cual podéis leer una gran serie de post acerca de su línea editorial en el blog del amigo Contemplador.

Por ahora, lo que ha dejado claro WOTC es que primero son los ingresos y luego el aficionado y el hobby, aunque en su defensa os diré que la calidad de los suplementos de esta edición supera con mucho a las anteriores y a muchos competidores. Sólo espero y deseo que mientras cuentan los billetes de dólares, piensen un poquito en los fans de este gran juego y no se olviden que D&D empezó hace muchos años y no hagan como los de aquí, que parecen haber perdido la memoria histórica.



Publicar un comentario