miércoles, 27 de mayo de 2009

Freaks like me?

Esta foto define a la perfección el espíritu de este blog, a ver si convenzo a mi churri para un set de fotos del estilo, aunque esas quedarán en la intimidad de mi guarida.


Como bien dice nuestro amigo Carlos de la Cruz en su Blog "La frikoteca"; "Todo el mundo es friky de algo. La pregunta que me formulo viendo imágenes en la web a diario es: ¿hasta que punto somos frikys de algo? ¿En qué categoría me autoincluiría?



Hay que invertir mucho tiempo para terminar vestido de esta guisa, y muchas cervezas también.



Desde que en el instituto comencé a jugar a rol y éste se convirtió en mi principal hobby, aunque no el único, me consideré de inmediato un friky en toda regla. Me gusta la única y verdadera trilogía de Star wars, aunque nunca me he disfrazado como uno de ellos, me he leído varias veces el Señor de los anillos y las crónicas de la Dragonlance, he leído y jugado a muchos libro juegos, jugué al Heroquest y al Advanced heroquest, luego me pasé al Warhammer fantasy y al W40K, pero creo que al mismo tiempo, no dejé de leer otra literatura, más clásica, no dejé de hacer deporte, no dejé de ir al cine; no sólo a ver películas frikis, sino cine de autor, blockbusters o pelis románticas con mi churri. No dejé de salir de fiesta con los colegas y emborracharme hasta la inconsciencia, no dejé de ver fútbol, ni baloncesto ni las olimpiadas.



Tanto esfuerzo y dinero invertido me da mucha pereza, aunque reconozco que mola bastante.

Me di cuenta que no llegaría a ser friky de ley, de pata negra, cuando en carnavales me disfrazaba de mujer, que era más divertido y se ligaba más, y sobre todo cuando rechacé jugar al WOW porque quería seguir disponiendo de mi tiempo para vivir en el mundo real, todo un sacrilegio friky.


Si algún día mi mujer me deja, gastaré toneladas de dólares en pillarme algo similar.


La envidia me corroe, aunque sólo fuera una vez, me molaría representar los combates tal que así.




Como podéis ver en estas fotos de arriba, nuestro amigo Mike O´Shea vive a tope las aventuras de D&D y en su galería de FLICKR tiene 90 fotos dedicadas a sus partidas. Lo que me flipa es que todos los dungeons los prepara con sus plantillas de Dwarven forge, que son bastante carillas y la tonelada de minis de D&D que tiene. Eso es invertir en el hobby, aunque parezca más Heroquest que un juego de rol, pero bueno, cada cual vive el hobby a su manera.


Acojonante e inaudito, si vuelvo a irme una temporada fuera, probaré el sistema y así podré seguir roleando.


Lo que sí aumenta exponencialmente el nivel de frikismo es esta foto en la que vemos a uno de sus colegas jugando por videoconferencia, de lo más friki que he visto nunca.




Cuando nació mi primer hijo, me pillé el Heroquest y el advanced heroquest en e-bay a un precio cojonudo y estoy deseando que tenga la edad suficiente para poder empezar a jugar y así que se enganche al roleo con su papi. Por ahora solo tiene 4 años y su hermano 2, pero ya sabe que son los elfos, los orcos y los enanos. Sin embargo, mi frikismo se reduce a eso sólo, a intentar inculcarle un hobby que tantas satisfacciones me ha dado, con respecto a lo demás, respeto y fomento su afición por Spiderman (Todo un dios en su mitología infantil) los Little einsteins, Caillou y Mickey mouse, ya habrá tiempo para que cambie esos iconos por otros.


Esto es un grupo arquetípico rolero, hay de todo, no hace falta describir nada, salta a la vista.


Si habéis leído mi anterior post, en el que me quejaba del número de jugadores por partida que era de 5, pues ya me diréis con este de 10. Ni en mis épocas más roleras he pasado de arbitrar más de 8 jugadores y eso porque era la época de expansión en el club de rol, del que ya tampoco formo parte.

Es por todo esto por lo que ya no sé si considerarme Friky o sólo aficionado al rol. Si hablásemos de fútbol creo que me veo más en segunda "B" que en primera división. Aun así, creo en este hobby y lo disfruto día a día y sobretodo los viernes que nos reunímos para dar rienda suelta a nuestro momento chocoyuhu de la semana, y creo que seguiremos al pie del cañón durante muchos muchos años más, aunque no nos disfrazemos, ni nos dejemos el pelo largo y la barriga fláccida, ni hagamos poyadas varias para reafirmar nuestra identidad rolera, ni nos gastemos toneladas de piezas de oro en accesorios para el hobby. Somos frikys y roleros, y orgullosos de serlo aunque sea nuestra manera, al fin y al cabo la coca-cola ligth no deja de ser coca-cola ¿Verdad?
Publicar un comentario en la entrada