miércoles, 18 de febrero de 2009

Las Sombras de Punjar I




En Junio del año pasado salió a la venta la 4ª edición del Dungeons & Dragons y como apenas había jugado a la 3.5 y lo que había jugado de ella me sirvió para detestar el sistema, pues decidí a meterme de lleno en esta nueva edición. Al principio como jugador, pero un master prolífico como yo, no me podía quedar parado, así que comencé a barruntar acerca de lo que podía montar para mis jugadores.





En ese momento, teníamos en marcha 4 campañas; la primera de Eberron, que fue con la que inauguramos la 4E en agosto, luego dos de nuestros master tuvieron la genial idea de dirigir en conjunto una campaña llevando una compañía de mercenarios, con lo que cada jugador llevaría dos pj´s y se podrían alternar en ambas partidas, ya que cada pj estaría de aventuras en el mismo momento que el otro. Un idea que por ahora está funcionando muy bien, aunque en vez de llevar 8 niveles con un pj, tenemos 2 pj´s a 4º nivel. Finalmente comenzamos una campaña en Forgotten Realms a finales de noviembre.

En Diciembre dejamos la de Eberron y la de Forgotten por diversos motivos y fue el desencadenante del inicio de la campaña que denominamos “Las sombras de Punjar”.

El por qué de elegir un módulo de Goodman games fue algo casi aleatorio. Llevaba bastante tiempo comprando cosas en Paizo y descubrí que tenían una línea de productos compatibles con la 4E y me decidí a investigar si serían útiles para montar algo interesante.



Desde hacía muchos años tenía ganas de arbitrar una campaña con personajes que no fueran legales ni buenos, pero tampoco malos malosos, más bien de moral distraída. Y sobre todo que fuese una campaña urbana, centrada en una gran ciudad, de tipo Palanthas, Aguas profundas o Lankhmar, de ésta última tenía toda la ambientación y un colega me consiguió todos los pdf´s de aventuras y suplementos que sacaron con la segunda edición.

Sin embargo, mis dos master favoritos me cedieron un terrenito en su nuevo mundo para esta edición de D&D, Fae´lqrin y me tomé la libertad de hacerme con el extremo sur del gran continente y allí meter una península donde se ubicaría mi ciudad.




La ciudad finalmente fue Punjar; La joya sin lustre, y decidí arriesgarme con la primera aventura que Goodman Games publicó para este escenario, “Mercenarios de Punjar”. Además, habían sacado para el RPG day un suplemento gratuito que desarrollaba el entorno de la ciudad. Yo por mi parte le metí cositas de mi cosecha y muchas de las cosas que venían en la campaña de Lankhmar, para darle más vida a la ciudad.



Los personajes, que empezaban la aventura perteneciendo al gremio de los ladrones, eran; Un minotauro guerrero, un Drow pícaro, un semielfo Ranger y un clérigo Tiefling. Para la segunda aventura introduciré un quinto jugador que llevará un mago humano.





En Diciembre jugamos la mitad del módulo con mucho éxito y aceptación por parte de los jugadores, aunque por problemas de calendario no terminaremos la aventura hasta el 6 de este marzo.

Voy a enfocar la campaña en este escenario urbano y trataré que sea de lo más interactiva entre jugadores y master, en el sentido de que intentaré que traten de usar sus conexiones y botín para hacer negocios en la ciudad y puede que algún trabajo extra sin el conocimiento del gremio.



En varios post más adelante os pondré los historiales de cada Pj, que yo mismo elaboré para evitar los problemas habituales de conjuntar a un grupo.


"Bienvenidos a Punjar: La joya sin lustre......."

Publicar un comentario en la entrada