martes, 3 de febrero de 2009

La primera campaña de Ravenloft


Cuando me convertí en master de Ravenloft, por aquellos años del AD&D 2ª edición, ya habían salido 3 sets de campaña; Dragonlance, Dark sun y Forgotten Realms. Todo esto en español, claro está. Y el último set de campaña fue el maravilloso Ravenloft, el cual me pillé todavia oliendo a imprenta y en un abrir y cerrar de ojos, comencé una campaña. Que a pesar de que tuvo un final trágico, pues estuvo genial hasta ese momento, con partidas geniales que todos los jugadores, y yo mismo, recordamos con nostalgia.



Dibujo original que se usó para la portada del módulo "Feast of goblins".





Aunque el primer módulo fue de mi cosecha, ya que no publicaron sino "Feast of goblins", el cual era para niveles 5-7 y para mi gusto era muy dungeonero (mucho combate) y poco de Ravenloft, por lo que terminé usando tan solo los mapas y la ambientación que traía para situar el inicio de mi campaña en el dominio de Kartakass., tierra de hombres lobos, loups-garou y cambia formas.




Este módulo comenzaba en una ciudad de el continente de Ansalón, en Dragonlance y tras la introducción y el gancho para la aventura, el grupo de personajes se adentraba en Ravenloft, concretamente a las tierras de pesadilla, donde realmente se desarrollaba la aventura en si.


La caja de Tierra de pesadillas estaba genial, muy completa y con 4 módulos de los que jugamos sólo 3.
Al poco de pillarme el Ravenloft me di cuenta que si quería meterme a masterear a fondo en el set de campaña y sacarle rendimiento tenía que conseguir módulos en inglés y traducirlos. Por aquella época había dejado ya de ir a la tienda "Moebius" y conocí "Game over", donde el dueño se curraba montón el tema de comics y rol y me pidió muchas de las extensiones en ingles del Ravenloft que tengo en mi biblioteca de rol.


Lo bueno del suplemento de Tierra de pesadillas es que no sólo sirve para Ravenloft sino que por su polivalencia es una herramienta muy útil para masters que no se conformen solo con el saja y raja del típico módulo de D&D, algo equivalente al mítico suplemento de la Llamada de Cthulhu "Las tierras del Sueño".


Tras intercalar estas aventuras de Tierra de pesadillas con mis propias aventuras, llegó el momento de iniciar una de las primeras aventuras, que se ajustaban al nivel del grupo, y que su extesión sobrepasaba con creces las pequeñas aventuras de Tierra de pesadillas. En mis manos tenía Dark of the moon (Luna nueva) y comencé a traducirlo para incluirlo en mi campaña.




El módulo, creado por Steve Kurtz, estaba muy bien estructurado, con una trama muy interesante, una ambientación muy trabajada y sobre todo con unas reglas para las situaciones de frío extremo que se podían aplicar a cualquier campaña. Desde el primer momento se notaba que se había documentado mucho para crear el módulo



La introducción del módulo decía así;


"La tierra de Vorostokov está atrapada por un oscuro y terrorífico mal. En los bosques nevados de este helado dominio, los cazadores toman la forma de lobos salvajes y acechan los bosques con una malvada sed de sangre y hambre. En esta tierra de interminables extensiones heladas y bosques de abetos, los hombres aprenden a vestir las formas de bestias sedientas de sangre para poder sobrevivir."


La historia estaba situada en un valle, similar a alguno del Cáucaso ruso, durante un eterno invierno siberiano, con una población del estilo ruso en la que el boyardo Gregor Zolnik, convertido en un hombre lobo muy peculiar, habia instaurado un reinado de terror.

En la wikipedia se encuentra lo siguiente: Boyardo (en ruso y ucraniano Боярин) es el título de los nobles terratenientes eslavos, aunque se emplea sobre todo en el ámbito ruso. Los boyardos eran los jefes de grandes clanes familiares, que podían movilizar bajo su liderazgo a grandes masas de hombres para prestar servicios militares a los príncipes de Kiev.


Sólo con esto se puede ver que el trasfondo de la aventura estaba muy currado, como todos los que he podido leer de Ravenloft.


La aventura se jugó con gran éxito, ya que el cambio de registro y toda la trama atrajo desde el primer momento a los jugadores, y eso me llevó a continuar la campaña con el siguiente suplemento oficial, una aventura titulada; The Evil Eye, algo así como "El mal de ojo" y es que la trama principal giraba en torno a unos Vistanis, una especie de gitanos típicos del este de europa.



Este módulo significó el fin de la campaña, ya que los jugadores, en un acto de rabia por una faena que les ocurrió en la aventura, se lanzaron de cabeza en la boca del lobo, nunca mejor dicho, y perecieron en un combate muy desigual.
Una pena que tuvieran que aprender tan dura lección a base de joder la campaña, pero así son las cosas.
Tal vez, el incluir un paladín en el grupo de aventureros no fue buena idea. Un guerrero fanático de la fé, en una tierra tan oscura terminó por volverse loco y perder todo el sentido común. Aunque el compañerismo demostrado por sus camaradas, fue admirable, tan sólo sirvió para masacrar al grupo entero, una inmolación más típica de yihadistas islámicos que de personajes de un universo medieval fantástico.


Este terrible fracaso me condujo hacia derroteros más estándar y dedicarme a crear una campaña en la que sólo había cabida para lo blanco y lo negro, donde lo negro es negro y lo blanco, muy blanco. Todo esto muy lejos de Ravenloft.


Lo bueno de ser ahora jugadores de más de 30 años es que esa visión adolescente de las cosas ya no es válida, y en las aventuras que jugamos ahora buscamos desafíos interpretativos, personajes con una vuelta de tuerca, con una personalidad más profunda y nada superficial y lineal, y eso nos lleva a buscar historias complejas y que nos enganchen tanto la trama como la ambientación.


Ahora estamos preparados para volver una vez más al semi plano de las sombras, a ese lugar gótico, oscuro y tenebroso, que algunos eruditos han denominado RAVENLOFT.


Publicar un comentario en la entrada