miércoles, 24 de diciembre de 2008

El equilibrio

Se que el día se presta a ello, así que permitidme que por una vez me ponga un poco filosófico.

Hace un par de años di un curso de educación física, y de lo que más recuerdo es el tema de la búsqueda del equilibrio. El cuerpo, máquina potente y de diseño excepcional, busca siempre el equilibrio en todas las situaciones y desarrolla mecanismos para lograrlo. Pongamos por ejemplo que se comienza a hacer ejercicio y la temperatura aumenta, pues se produce la sudoración para contrarestar esa subida de temperatura, o bien los músculos demandan más sangre oxigenada para poder continuar su esfuerzo, pues la frecuencia cardíaca aumenta al igual que la presión arterial. En definitiva es algo simple.


Y creo que eso mismo se puede aplicar al alma, al corazón. Sin un equilibrio, todo el sistema se desmorona. Por ejemplo, mucho sexo y poco amor, o al revés, pues se pierde el equilibrio y el sistema se puede venir abajo.

Sin ser tan extremistas, os digo que si en tu vida todo parece ir bien, pero algo se descompensa, por exceso o por carencia, el sistema global se hunde.
¿Sin equilibrio somos felices? es muy posible que no, puede que una apariencia de felicidad, de que las cosas marchan bien, pero en el fondo, en aquellos lugares donde no dejas entrar a nadie, sabes que se ha perdido el equilibrio y que el sistema se precipita al desastre.


La vida es muy complicada y llena de variables impredecibles, buscad el equilibrio y no lo perdáis, de lo contrario todo se joderá por momentos y no sabréis por qué.......
Publicar un comentario